Otra de Mauricio 300x300 - Cara a cara con Mauricio Artieda, director de Catholic-Link

Cara a cara con Mauricio Artieda, director de Catholic-Link:

Mauricio Artieda es el creador y director del portal católico de evangelización digital Catholic-Link, que nació en 2011. En su bio de Twitter se define como «Comunicador de profesión, fotógrafo ocasional, futbolista lesionado y, sobre todo, católico en proceso de conversión».

Estudió Derecho en Arequipa, Perú. Posteriormente se trasladó a vivir a Roma, donde estudió el Bachiller en filosofía por la Pontifica Universidad Gregoriana de Roma y Ciencias de la Comunicación en la Universidad La Sapienza de Roma. Master in Comunicazione e New Media del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de la ciudad eterna.

Puedes seguirlo en Twitter, Facebook e Instagram.

1. ¿Cuándo y cómo nace exactamente Catholic-Link?Logo solo Catholic 300x192 - Cara a cara con Mauricio Artieda, director de Catholic-Link

«Cuando estaba en la vida consagrada yo solía enviar distintos videos que consideraba útiles para el apostolado a varios hermanos de mi comunidad (fui miembro consagrado del Sodalicio de Vida Cristiana). Uno de ellos, un sacerdote muy amigo mío, me aconsejó crear un blog donde pusiera todo este material y lo ordenara por categorías con etiquetas. La idea me pareció muy buena así que lo hice y empecé a publicar ahí. Esto fue a mediados del 2011.

Inicialmente, y creo que se ha mantenido, el blog tuvo un estilo muy coloquial y familiar, de amigo que explica a otro amigo cómo hacer apostolado. Me parece que eso fue uno de los factores que despertó la buena acogida que empezó a tener el blog. Rápidamente muchos seminaristas, catequistas, consagrados y personas dedicadas al apostolado en general (jóvenes en su mayoría), nos empezaron a escribir contándonos que venían utilizando nuestros videos y que la página les estaba sirviendo muchísimo en su apostolado».

2. A la hora de trabajar, ¿qué referentes utiliza Catholic-Link? No solo en el mundo de habla española, también del habla inglesa.

DSC 0029 2 300x200 - Cara a cara con Mauricio Artieda, director de Catholic-Link

Mauricio Artieda, director de Catholic Link, durante el congreso de iMision 2017.

«En primer lugar, el Magisterio de la Iglesia y los textos y alocuciones del Papa Francisco. Después, muchísimos autores espirituales, santos, padres de la Iglesia, etc. Pero voy a tratar de darte algunos nombres contemporáneos para no ser antipático respondiéndote de manera muy genérica: nos gusta mucho el P. José Luis Martín Descalzo, Jacques Phillipe, Marco Rupnik, G.K Chesterton, Michel Quoist, Andrè Louf, Henri Nouwen, Joseph Ratzinger, Robert Barron, Fulton Sheen; todo ellos, desde nuestro punto de vista, son autores que han logrado comprender nuestro siglo y hablar de la fe de una manera comprensible, potente y encarnada».

3. ¿Qué piensas del uso del humor a la hora de comunicar la fe a través de Internet?

«Pienso que usar el humor para evangelizar es pecado -risas-, ¡mentira!. Te respondo con una cita del más grande: «La alegría profunda del corazón es también el verdadero supuesto del humor; así el humor, bajo cierto aspecto, es un indicador, un barómetro de la fe«, Benedicto XVI».

4. Digamos que en los últimos años se ha potenciado el valor de los testimonios a la hora de transmitir el mensaje cristiano. ¿Te parece que se están usando en su justa medida o que quizá haya cierta sobreabundancia de este recurso?

«Creo que en el mundo digital hay muchos testimonios lindos, muy mal contados. Te diría que sí, se ha abusado de este recurso, pero no lo suficiente, jajá. Me explico, los testimonios son de una riqueza tremenda, pero hay que saber comunicarlos y convertirlos en textos audiovisuales realmente atractivos. Me parece que ahí, con muchas excepciones, por supuesto, a los católicos todavía nos falta profundizar y trabajar un poco mejor.

Trato de responder tu pregunta desde otro ángulo. Me parece que la sobreabundancia de comunicación horizontal (testimonial), está desinstalando y descuadrando la comunicación vertical (impartida por una autoridad). Para la Iglesia la comunicación jerárquica del mensaje cristiano no va a dejar de existir y es un bien que esto sea así. El punto es que esa comunicación tiene que repensar y renovar sus formas en un mundo donde, lo queramos o no, la verdad se ha vuelto sentimental y la obediencia ha perdido su puesto en la colección de virtudes humanas. No digo que esté de acuerdo con esto, veo elementos positivos y negativos, pero me queda claro que las reglas de juego están cambiando y es crucial que las conozcamos para poder comunicar el mensaje cristiano con eficacia. Claro, también podemos hacer un círculo cerrado y disfrutar de la fe mientras “los impíos” naufragan. Esto siempre es una posibilidad, incluso a veces es una tentación; pero, felizmente tenemos un Papa que no va en esa dirección».

5. ¿Qué ámbito crees que está descuidado por las páginas católicas en Internet? Allí donde quizá alguno pueda empezar a trabajar…

«¡Buena pregunta! Voy a hablar de español. Las páginas de encuentros entre católicos, esas para buscar esposa o marido; las de agregación de contenidos católicos, simplemente no existen; las webs sobre algún tema en específico con una cosmovisión católica, es decir, todo lo hacemos demasiado católico, y está bien, pero debería haber más páginas que sean puertas de ingreso a la fe: música, cine, teatro, literatura, etc. Y No, no me refiero a música católica, cine católico ni a teatro católico. El día que la palabra “católico” pasó a ser el apellido de todo lo bueno, deseable y bello, nos estancamos artística y humanamente. “Crimen y Castigo”, “Los Miserables”, “El Quijote”, y “La Divina Comedia”, no se vendían como novelas católicas; y, sin embargo, son profunda y magníficamente católicas. Ojo, no me molesta la palabra “católico”, la amo; me molesta más bien que la hayamos traicionado y que de su sentido “universal”, la hayamos convertido en sinónimo de lo “particular”, “seguro”, “protegido”, y “garantizado”. ¿Desde cuándo lo católico dejo de ser una mirada al cielo que disfruta y se conmueve con la lluvia, para convertirse en un amplio y espacioso paraguas?

¿En qué estábamos? Ok, páginas… perdón… bueno, el mundo de los proyectos audiovisuales todavía es muy incipiente, y creo que adolecemos del problema que describía arriba… si hacemos una película o un cortometraje al parecer tenemos que hacerlo sobre una aparición mariana, un milagro eucarístico o un pasaje del Evangelio. Ojo, me parece hermoso que esto exista, yo mismo lo he hecho, el punto es que el porcentaje de contenidos de este tipo es exageradamente mayor a otros contenidos donde lo católico está de fondo, es la idea guía, el corazón que late, etc. ¿Un ejemplo? “Little Boy” de Eduardo Verástegui, aunque no me gustó para nada, me pareció una buena apuesta por hablar de la fe con profundidad, inteligencia y arte·.

6. Algo característico de Catholic-Link son sus dibujos e infografías. ¿Estamos en una época donde la fe debe comunicarse más para ser vista que escuchada?

«Somos muy visuales. Nos encanta ser muy visuales. No sé si todos tengan que ser muy visuales. Depende de cada proyecto. Pero es verdad que vivimos en un mundo, especialmente en el ámbito digital, donde lo visual es el activador del interés. Hasta un podcast necesita una gráfica atractiva porque de lo contrario nadie lo escuchará. Te diría que sí, todos tenemos que estar entrenados en lo visual, pero hay que aprender a darle a lo visual su lugar y también su límite. Un acento muy fuerte en lo visual y otros derivados como, lo impactante, lo inmediato, lo simplificado, etc, etc… también puede llevar un proyecto a volverse aguado».

7. ¿Qué medios de formación sugerirías para aquellos interesados en comunicar la fe? Me refiero a formación, sobre todo, en técnicas de comunicación.

«El blog de Buffer en primer lugar. Es muy bueno para conocer el mundo de los social media y muchas herramientas digitales fundamentales para tener una estrategia de comunicación eficaz.

Hubspot tiene cursos online muy interesantes también sobre marketing de contenidos y cómo armar un proyecto digital.

La página de Social Media Today es interesante. El libro “El poder de las personas” de Pablo Herreros, también me dio muchas ideas.

Luego no descuidaría la escritura y estudiar puntos básicos de storytelling. Vogler tiene un libro fundamental en ese campo. De verdad que el poder de la palabra escrita sigue siendo muy potente y algo que he visto en el mundo católico, es que cuando escribimos somos potentemente aburridos. La web tiene un lenguaje ligero, alegre, testimonial, etc. Conocer técnicas de escritura web es otra cosa muy importante.

Y con respecto a evangelizar, sin descuidar las técnicas, tenemos:

El P. Daniel Pajuelo y la Hna. Xiskya creo que sacaron un proyecto, junto con una universidad, de un diplomado en evangelización digital. Los dos hacen un muy buen trabajo, sería interesante escucharlos. iMision.org, la página que dirigen, se dedica a eso y tienen un congreso muy importante sobre este tema en específico.

También hay grandes ejemplos, cada uno en su rubro, como: Aciprensa, Aleteia, ustedes (Arguments), ChurchPop, Rome Reports, etc».

8. Dentro del mundo de las webs católicas, nos encontramos con diversidad de tendencias y orientaciones. Algunas, por ejemplo, no dudan en cuestionar las enseñanzas del Papa. Aún así, se llaman católicas. ¿Cómo crees que se puede afrontar esta situación?

«Desarrollando un virus terrible que las elimine de la faz de la web…. Jajá! Seguro alguien lo ha pensado. Pero bueno, no, debe haber otros caminos más cristianos. ¿Qué pienso? Creo que se puede disentir con el Papa, creo que incluso se lo puede criticar, pero debe hacerse con respeto y como hijos obedientes de la Iglesia. También hay que saber muy conscientes que él es Pedro y no tú, que el maneja más información de la que tú tienes y que Jesucristo le prometió la asistencia del Espíritu Santo a Él y no a ti ni a tu blog. ¿Se puede equivocar? Sí, ser Papa no le quita lo humano, ojo. A veces pareciera que los católicos creemos que tenemos un robot divino de Papa.

Pero ojo, hay que revisar muy bien nuestra actitud ante aquello que creemos que es un fallo del Papa. ¿Vale la pena publicarlo? ¿Por qué lo hacemos? ¿Vamos a escandalizar a alguien que no tiene toda la información que yo tengo? ¿Realmente estoy haciendo esto por amor a la Iglesia, por fastidio particular o por lo que dice el Papa no se adapta a mi ideología política personal o editorial? Creo que estas páginas deberían hacerse muchas más preguntas antes de publicar muchas de las cosas que publican. Cuando la rabia se convierte en tinta digital dejamos de ser católicos, nos hacemos daño, escandalizamos a los demás y dividimos a la Iglesia que amamos.  No es fácil afrontar esta situación, hay gente realmente buena publicando tonterías sobre el Papa, no podemos dividir el mundo en buenos y malos, es un tiempo difícil y no podemos perder la certeza de que Dios nos está guiando en un tiempo de muchos cambios. El Papa está impulsando una reforma muy fuerte y las criticas forman parte de un proceso natural y sano, creo yo. No quiero caer en un facilismo piadoso, pero en lo más profundo del corazón siento que este tiempo de críticas, de incertezas, de cambios y etc., es un tiempo muy especial donde el Espíritu Santo está soplando fuerte detrás de la sotana de Francisco. No tengamos miedo».

Captura de pantalla 2018 06 10 a las 17.26.16 e1528648300553 - Cara a cara con Mauricio Artieda, director de Catholic-Link

Así es la web que dirige Mauricio Artieda, Catholic Link.

(Visited 921 times, 2 visits today)

Join the discussion One Comment

  • PAUL AGUILAR dice:

    FELICIDADES, SALUDOTE DESDE NAYARIT MEXICO, DIOS TE BENDIGA, ME HA AYUDADO MUCHO EN MI CRECIMIENTO TU TRABAJO, POR LO MENOS YA SOY UNO AL QUE LE HAS AYUDADO DEMASIADO GRACIAS

Leave a Reply