Rezando voy, Rezando vamos:

Olaizola hablando 399x600 - "Rezando vamos"

Un ambicioso proyecto

Jose María Olaizola, o @jmolaizola como se le conoce en Redes, comienza aclarando, micrófono en mano y ante un público atento, que esto no es una presentación de un libro, sino de un proyecto. Un proyecto que empezó sostenido y respaldado por la Compañía de Jesús y con sede en Valladolid, en la oficina de Comunicación Loyola, mediante una app que se puso en marcha con el objetivo de acercar el Evangelio a la gente.

Junto a este jesuíta con grandes dotes comunicativas, escondida bajo una tímida sonrisa, se encuentra Cova Bayón, ilustradora del libro del que hoy te queremos hablar.

Una librería San Pablo abarrotada, escucha como en 2011 les empezaron a llegar mensajes que les animaban a no solo compartir los comentarios del Evangelio durante la semana, sino también los fines de semana, porque eran muchos los que, poco a poco, se iban uniendo a Rezando Voy. Lo hicieron, y no solo eso, también idearon una serie de oraciones para acompañar peregrinaciones en audio, como el Camino de Santiago y, empezaron a adaptar los Evangelios en audio para los más pequeños.

¿A quién va dirigido?

Rezando Vamos es un libro para todos: jóvenes, adultos y niños. Salvo para adolescentes, afirma Olaizola con mucha humildad: ‘’Tenemos que reconocer los retos que tenemos entre manos. En Rezando Voy tenemos audios para los mayores, también audios para niños, pero no hemos conseguido aún dar con la clave para los adolescentes’’.

Tres verbos: traducir, acercar y compartir

 Este ambicioso proyecto se puede definir con tres verbos: traducir, acercar y compartir.

Presentación libro 800x532 - "Rezando vamos"

Olaizola en la presentación de su libro «Rezando vamos» en Oviedo.

1) Traducir:

Su objetivo es hablar en el lenguaje que la gente entiende hoy. Busca combinar la fidelidad al mensaje, al Evangelio, y la libertad de adaptarlo al tiempo de hoy. Olaizola cuenta, entre sonrisa y sonrisa, lo divertido que resulta realizar las grabaciones en audio de ‘Rezando voy niños’‘’Al principio trataba de explicarle a los niños las palabras que no entendían del Evangelio para que las dijeran con sentido al grabar, pero luego me di cuenta de que lo que tenían que hacer era preguntarles a ellos, que al final son los protagonistas del libro. Y tú, ¿cómo dirías que María estaba de 8 semanas? ¡Embarazadísima!, pues así se quedó en el libro, a pesar de la insistencia del corrector de estilo de la editorial, de que la palabra en castellano no existía«.

Olaizola insiste en que los niños no son tontos, y que no hay razón por las que adelgazarles el mensaje. Lo único que hay que hacer es contarlo para ellos.

Cova dibuja ensimismada en una pizarra con láminas que llena con su creatividad. Olaizola la despierta de su pasión, animándola a hablar de los dibujos que llenan el libro en cada página. Ella explica lo fácil que le resultó ilustrarlo, al ser usuaria y muy fan de Rezando Vamos.

firmando 300x199 - "Rezando vamos"

Olaizola y Cova dedicando «Rezando vamos» tras el coloquio.

2) Acercar:

El mensaje a de llegar a todos y hay que vincularlo con la propia vida. Cova cuenta como buscaban romper estereotipos con sus dibujos. ‘’No queríamos la típica escena de Navidad en la que la Virgen está sentada, San José retirado, más atrás, y con un bastón, y el Niño en un plano a parte en la cuna. Dibujamos a María tumbada en una cama, agotada tras el parto. San José a su lado, apoyándola de cerca. Y el Niño sobre el pecho de María, recostado. Y así conseguimos que si uno de los niños ha tenido una experiencia cercana de haber tenido un hermano, un primo, etc. reconocerá inmediatamente la escena’’. 

«Otro de los elementos a destacar –continúa Cova- es que los personajes no tiene rostro. Esto permite al lector introducirse en la escena. ‘’Tú te lo imaginas al leerlo, y al ver los dibujos, esa expresión la pones tú y puede coincidir con la tuya’’. «Es el primer libro con el que puedes seguir el año Litúrgico. Tiene además un hilo conductor. Es rojo y se encuentra en Jesús, en el camino, en una camilla, en las redes de los pescadores… Así sacas mayor provecho al libro, porque hay muchas cosas que hay que buscarlas y las vas descubriendo a medida que avanzas’’.

3) Compartir:

​El corazón del proyecto es el Evangelio. Es una traducción de algo que está ahí y tiene mucha fuerza. Espera que esto nos ayude para compartir el Evangelio; a evitar que quede en segundo plano.

Ambos desean que el libro sirva para todos: profesores de religión, padres que quieren acercar el Evangelio a sus hijos… Y desde Arguments los felicitamos por su excelente trabajo. 

dedicatorias 800x534 - "Rezando vamos"

(Visited 992 times, 1 visits today)

Join the discussion 2 Comments

  • Marcelo dice:

    Dios sabe empujaraquienes quiere de corazón comunicar su evangelio, es decir, su vida para que la vivamos y la llevemos con alegría. Muchas bendiciones y gracias por todo ese gran esfuerzo. Padre Marcelo en Venenzuela.

    • Inma de Juan dice:

      Estimado Marcelo,

      ¡Nos alegra que te haya gustado!Rezamos mucho por Venezuela y sobre todo, por todos los venezolanos. Un abrazo enorme,

      Inma

Leave a Reply