Jack ValeroEl pasado sábado 4 de febrero Jack Valero, coordinador de Catholic Voices, mantuvo una charla-coloquio en la facultad de comunicación de la Universidad de Navarra, dentro del ciclo abierto ‘Comunicar la Fe en la Opinión Pública’, organizado por el portal de catequesis Arguments.es.

Jack Valero, que fue jefe de prensa de la visita del Papa a Reino Unido con motivo de la beatificación del cardenal John Henry Newman, es uno de los promotores -junto a Austen Ivereigh– de Catholic Voices, una asociación de católicos en Reino Unido que proporciona formación a laicos para que expongan la visión que la Iglesia Católica tiene de asuntos controvertidos en la opinión pública.

La experiencia de Catholic Voices contribuyó, junto a otros factores, al éxito mediático del viaje de Benedicto XVI al Reino Unido en 2010. Unos meses más tarde se transformaron en una academia de comunicación y están exportando el modelo a otros países. El próximo viaje que realizará Valero será a México, donde preparará a un grupo de laicos para intervenir en los medios de comunicación durante la próxima visita del Papa Benedicto XVI, en marzo.

Jack Valero

A lo largo de la sesión, Valero animó a los casi 200 oyentes a buscar el punto de vista positivo de los argumentos a la hora de defender posturas más o menos controvertidas. «Detrás de cada crítica a la Iglesia -señaló-, siempre hay una intención positiva (junto a otras que quizás no lo sean tanto) con la que puedo estar de acuerdo y, a partir de ese punto en común, articular mi propio mensaje«. Se trata de arrojar luz sobre los problemas, y no de contribuir a acalorar todavía más la discusión. Al mismo tiempo, señalo la conveniencia de huir de las posturas defensivas: “el mensaje de la Iglesia es extraordinario, no tenemos que defendernos de nada, sino aprender a contar bien nuestra propia historia”.

Otra de las cuestiones que salió a la luz fue la relación de Catholic Voices con los periodistas. Valero no cree “que los medios sean anticatólicos” y que mejorar la imagen de la Iglesia en este ámbito pasa por aprender a comunicar bien el mensaje que se quiere transmitir de la Iglesia. Para conseguirlo, Valero resumió en tres los consejos que se han de seguir para lograr una comunicación efectiva: entender bien cuál es la crítica, buscar el aspecto positivo que hay en ella y comprenderla para ofrecer una respuesta que empatice con quienes critican. Según el experto, «hay que evitar a toda costa estar enfadados, ir con actitud defensiva y plantear respuestas superficiales”.

Valero ilustró estos consejos con numerosas anécdotas vividas a lo largo de estos años. De todas ellas sacó la experiencia de que la mejor herramienta que tienen los católicos para comunicar con eficacia es su sonrisa y el planteamiento positivo de los problemas: no sentirse atacado y no ver enemigos en nadie. Al mismo tiempo recordó que es necesaria “una sólida formación tanto doctrinal como técnica”. Recordó Valero que vivimos “expuestos las 24 horas” y que resulta imprescindible “conocer a fondo cómo funciona la opinión pública y cómo es el lenguaje de la televisión, la radio, la prensa, internet. Y, al mismo tiempo, buscar formas creativas de adaptar a ese lenguaje la doctrina de la Iglesia”. Una doctrina que, como recordó, “forma parte de un mensaje fabuloso, positivo y altamente atractivo, que es el Evangelio”.

Jack ValeroLa charla fue seguida de un vivo debate entre los asistentes y el ponente, en el que se le planteó numerosas cuestiones relacionadas con el papel de los laicos y su defensa de la Iglesia. “En este campo hay mucho camino por recorrer todavía”, recordó. Lo importante, según Valero, es que “los cristianos perdamos el miedo a hablar con simpatía de nuestras creencias”. “Si los medios ven que eres un buen ponente y que planteas tus posturas de manera simpática, profunda y alentadora, se te abren muchas puertas para seguir hablando ante la opinión pública”, recordó al tiempo que resumió su tarea como un intento de abrir puertas para que los oyentes quieran luego conocer más a fondo el mensaje que se plantea. “Si no consigues abrir el corazón, la cabeza luego no escucha. Además, la gente al final no se acuerda tanto del contenido que transmites como de la sensación que les produces al hablar”. Y esto se consigue, concluyó Valero, “si de verdad se cree en lo que se dice y se vive coherentemente con lo que se cree”.

Jack ValeroValero animó a los presentes a echar mano de cualquier recurso disponible para hablar de la fe católica, muy especialmente de las redes sociales y los blogs. En este sentido, cabe destacar la fuerte presencia que tuvo la charla en Twitter, donde muchos de los presentes publicaron en la red social las frases más destacadas de Valero bajo la etiqueta #comunicarlafe, y que también sirvió como punto de unión con las jornadas del pasado cinco de noviembre, que se celebraron en el mismo lugar.

(Visited 169 times, 1 visits today)

Leave a Reply