burro gerard david - Sagrada conversación - Martes IV Semana de Adviento

Las rutas están atestadas de viajeros. María es esa casa de oro, ese sagrario en movimiento, cuyo habitante padece los ultrajes de todo aquel que blasfema por el sendero. Nuestros viajeros se han detenido a descansar a orillas del Jordán, a la tibia sombra de una higuera. José da de beber al asno y corta pan y queso para María. Ambos conversan.

Es  la «sagrada conversación» tan mentada por la liturgia. Porque ¿Quién hay en cielos y tierra que rodee a tesoro tan inmenso y a la vez tan vulnerable y débil?


Entrada anterior: Compasión por todos – Lunes IV Semana de Adviento

Entrada siguiente: Raíz de Jesé – Miércoles IV Semana de Adviento 

(Visited 299 times, 1 visits today)

Leave a Reply