conducir durmiendo5

Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño,
así una vida bien usada causa una dulce muerte.
-Leonardo Da Vinci-

En una clase de Primaria, un maestro le pregunta a sus alumnos:
– ¿Cómo sería para vosotros, una muerte bella?
A lo que una pequeña en el fondo de la clase responde:
– Sería morir como mi abuelo.
           – ¡Ah, bien! -replica el maestro-... ¿y cómo murió tu abuelo?
          – Se durmió, respondió la pequeña. Entonces el maestro hace a la clase la pregunta contraria:
– ¿Y cómo sería entonces, para vosotros, una muerte atroz?  Y la misma pequeña responde:
– Sería morir como los amigos de mi abuelo.  Intrigado, el maestro pregunta a la niña:
¿Y cómo murieron?
         – Ellos iban en el auto de mi abuelo cuando se durmió, dijo la niña.

Todos, de una forma o de otra, somos causa de vida o de muerte para los que nos rodean: familiares, amigos, compañeros, conocidos… Ese gesto adusto , esa sonrisa, ese favor hecho o negado, la mano tendida o la espalda vuelta…llevan un mensaje de vida o de muerte.   Siempre seremos portadores de vida y crecimiento en los demás si:

* Vivimos el convencimiento de que el destino del hombre no es la pobreza y los sufrimientos, sino una vida elevada y armoniosa.

* Estamos convencidos que la puerta de la oportunidad nunca está cerrada. Lo dice la sabiduría popular: cuando se cierra una puerta se abre una ventana. 

  * Potenciamos nuestra sana imaginación esa cualidad del hombre que más nos acerca a Dios, ya que no es la voluntad, sino el deseo, el que nos da alas.

* Aspiramos a lo alto. Si no podemos llegar a las estrellas, por lo menos alcanzaremos la luna y sin tampoco llegamos a la luna, pues nos pasará lo de aquel paisano que lanzaba piedras a la luna; nunca le dio pero era el que lanzaba las piedras más lejos de todo el pueblo.

Carlos Carrillo Salvador, nos invita, de una forma poética,  a llevar vida a los demás:

Somos libres para amar,
para volar por el infinito,
para ser locos soñadores,
responsables y honestos,
gestores de ilusiones,
y de grandes esperanzas,
para una vida mejor.

Luchadores incansables,
enormes corazones valientes,
manos cálidas y trabajadoras,
eternamente solidarios,
infinitamente humanos.

Así seremos locomotora de un tren de pasajeros hacia la Vida, pero…siempre que no nos quedemos dormidos.

 

(Visited 63 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Leave a Reply