CoherenciaConsejoHumildadValoresVirtudes

Las falsas máscaras

By febrero 16, 2018 No Comments

Las falsas máscaras mini e1518776907296 - Las falsas máscaras

La humildad no es pensar menos de uno mismo,
es pensar menos en uno mismo.
La humildad es pensar en otros.
-Rick Warren- 

Un gallo, estaba convencido de que, gracias a la potencia y belleza de su canto, se despertaba el sol cada mañana.
Un día, agotado, se quedó dormido y comprobó con horror que el sol salía como todos los días.

Cuando algunos están al frente de algo: trabajo, familia, deporte…, les suele entrar el complejo del gallo: si yo no canto, el día no amanece. Piensan que un líder tiene que estar al cargo de todo, que tiene que ser fuerte y que, llegado el caso, tiene que ser capaz de dar un puntapié o lo que haga falta, con tal de hacer valer su autoridad. Es decir, cualquier cosa menos una persona humilde. Craso error.

En el Antiguo Testamento, en el Libro de los Números (12,3) se dice: Moisés era un hombre muy humilde, más que nadie sobre la faz de la tierra. ¿Y quién era Moisés? Un líder nato que estrelló la tabla del Decálogo tirándola monte abajo en un ataque de rabia, el que mató a un egipcio por golpear a un judío, el que discutía con Dios. Y, sin embargo, se le define como humilde.
A un líder lo que se le pide es autenticidad, sencillez, cercanía y humildad, todo lo contrario de esa imagen de vanidosos, pedantes y autosuficientes que dan algunos. Nos necesitamos unos a otros independientemente del puesto que ocupemos.

Basta con pensar un poco: no fueron mis manos las que me sacaron de vientre materno; no fueron mis manos las que me cambiaron los pañales, las que me criaron, las que me alimentaron, las que me enseñaron a leer y escribir. Y ahora, que soy mayor, no son mis manos las que cultivan lo que como, las que me suministran energía eléctrica ni medicinas para mi salud. Tampoco mis manos me enterrarán cuando me llegue la hora.

Todos nos necesitamos entonces, ¿a qué viene ese mirar por encima del hombro para poder ejercer una autoridad? ¿No será que ese autoritarismo lo que en realidad hace es ocultar una inseguridad?
Los egos, tanto en los que mandan como en los mandados, entorpecen y levantan murallas entre la gente. Y se trata de crear puentes, no muros.
En un curso sobre liderazgo al que asistí hace tiempo, se insistía en que, para ser un líder efectivo, en contra de lo que normalmente se cree, hay que ser humilde, y dieron esta curiosa definición de humildad:

La humildad consiste en ser uno mismo, en ser auténtico con la gente y en desechar las falsas máscaras.

 

(Visited 110 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Leave a Reply