matrimonio-feliz

Para mantener un matrimonio hay que ser prácticos,
muy pacientes, sabios y pedirle a Dios un montón de fortaleza.
-Ricardo Ruvalcaba-

Hacía 60 años que se habían casado y ya llevaban tiempo adentrados en la década de los ochenta. Habían compartido todo, hablaban de todo y no se habían guardado ningún secreto nunca. Lo único que no compartían era lo que la viejita tenía en una caja de zapatos y le había pedido a su esposo que nunca la abriera y que no le preguntara sobre ella.

Durante todos estos años, él, Mario, nunca pensó en la caja, pero un día ella, Rosa, enfermó y el médico les dijo que ya no se recuperaría de su enfermedad. Mario, tratando de arreglar todas las cosas de Rosa antes de que muriera, se topó con la caja de zapatos. Rosa le dijo que ya era tiempo de que supiera lo que había adentro. Cuando Mario abrió la caja, encontró 2 muñecas de punto y un sobre con 1.000€. Él sorprendido le preguntó sobre el contenido de la caja y ella le dijo:

Cuando nos casamos, mi abuela me dijo que el secreto de un buen matrimonio era nunca discutir, me aconsejó que cada vez que me enojara contigo, guardase silencio y tejiera una muñequita de punto.

Mario tuvo que contenerse para no derramar unas lágrimas, ya que solo había dos muñecas en la caja: Rosa sólo se había enojado con él dos veces en todos esos años llenos de amor y entendimiento.

         -Cariño, dijo Mario, entiendo lo de las muñecas, pero ¿y el dinero?¿de dónde salió?
         -¡Ah, el dinero!, susurró Rosa, es lo gané de todas las muñecas que vendí durante todos estos años.

Cuando me contaron la anécdota, me acordé de los consejos del abuelo. Muy resumidos son así:

*        El matrimonio es para amar. Y amar es una decisión, no un sentimiento. Amar es donación. La medida del amor es amar sin medida.

*        El amor verdadero no caduca. Se mantiene fresco y dura hasta la muerte, a pesar de que toda convivencia, a la larga, traiga problemas. El amor, ama hoy y mañana. El capricho, sólo ama hoy.

*        Toda fidelidad matrimonial debe pasar por la prueba más exigente: la de la duración. La fidelidad es constancia. En la vida hay que elegir entre lo fácil o lo correcto. Es fácil ser coherente algunos días. Correcto es ser coherente toda la vida.

*        Séneca afirmó: “Si quieres ser amado, ama”. El verdadero amor busca en el otro no algo para disfrutar, sino alguien a quien hacer feliz.

*        El amor matrimonial es como una fogata, se apaga si no la alimentas.

*        Para perseverar en el amor hasta la muerte, vive las tres “Des”: Dios. Diálogo. Detalles.

Y para terminar, Antonio, me dijo el abuelo, recuerda  que el secreto para conseguir una matrimonio largo, fecundo y feliz, es hacer una pareja de tres: Dios, el hombre y la mujer.

(Visited 228 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Leave a Reply