La Ecología, un asunto que siempre ha preocupado a la Iglesia:

Aunque la Laudato Si ha sido sin duda el documento más importante de la Iglesia a cerca de la ecología, el cuidado del mundo y de la vida; siempre ha preocupado a la Iglesia y ha estado presente en sus enseñanzas y preocupaciones.

En el Concilio Vaticano II se afirmaba que la tierra es esencialmente una herencia común, cuyos frutos deben ser para beneficio de todos. «Dios ha destinado la tierra y cuanto ella contiene para uso de todo el género humano». Los Papas han dedicado parte de su Magisterio y predicaciones a despertar y formar la conciencia de la gente en estas cuestiones. No es algo nuevo ni ajeno al corazón de los cristianos la preocupación del cuidado de la casa común, que es la tierra.

San Juan Pablo II hablaba de ecología y de paz:

Ecología Laudato Si - Las mejores frases de la Laudato SiSan Juan Pablo II ya en 1990 decía con motivo de la Jornada Mundial de la Paz: «El hombre, cuando se aleja del designio de Dios creador, provoca un desorden que repercute inevitablemente en el resto de la creación. Si el hombre no está en paz con Dios la tierra misma tampoco está en paz: «Por eso, la tierra está en duelo, y se marchita cuanto en ella habita, con las bestias del campo y las aves del cielo: y hasta los peces del mar desaparecen»«.

– El respeto a la vida, la cuestión ecológica más importante:

«Pero el signo más profundo y grave de las implicaciones morales, inherentes a la cuestión ecológica, es la falta de respeto a la vida, como se ve en muchos comportamientos contaminantes. Las razones de la producción prevalecen a menudo sobre la dignidad del trabajador, y los intereses económicos se anteponen al bien de cada persona, o incluso al de poblaciones enteras. En estos casos, la contaminación o la destrucción del ambiente son fruto de una visión reductiva y antinatural, que configura a veces un verdadero y propio desprecio del hombre«.

Benedicto XVI relacionaba la ecología con el amor de Dios:

«La naturaleza es expresión de un proyecto de amor y de verdad. Ella nos precede y nos ha sido dada por Dios como ámbito de vida. Nos habla del Creador y de su amor a la humanidad«.

«La naturaleza está a nuestra disposición no como un montón de desechos esparcidos al azar, sino como un don del Creador que ha diseñado sus estructuras intrínsecas para que el hombre descubra las orientaciones que se deben seguir para guardarla y cultivarla«.

– El hombre, en el centro de la creación y de la naturaleza:

«La Iglesia tiene una responsabilidad respecto a la creación y la debe hacer valer en público. Y, al hacerlo, no sólo debe defender la tierra, el agua y el aire como dones de la creación que pertenecen a todos. Debe proteger sobre todo al hombre contra la destrucción de sí mismo. Es necesario que exista una especie de ecología del hombre bien entendida. En efecto, la degradación de la naturaleza está estrechamente unida a la cultura que modela la convivencia humana: cuando se respeta la «ecología humana» en la sociedad, también la ecología ambiental se beneficia».

El hombre en el centro de la creación 800x533 - Las mejores frases de la Laudato Si

El hombre en el centro de la creación.

«Si no se respeta el derecho a la vida y a la muerte natural, si se hace artificial la concepción, la gestación y el nacimiento del hombre, si se sacrifican embriones humanos a la investigación, la conciencia común acaba perdiendo el concepto de ecología humana y con ello de la ecología ambiental». 

«Es una contradicción pedir a las nuevas generaciones el respeto al ambiente natural, cuando la educación y las leyes no las ayudan a respetarse a sí mismas. El libro de la naturaleza es uno e indivisible, tanto en lo que concierne a la vida, la sexualidad, el matrimonio, la familia, las relaciones sociales, en una palabra, el desarrollo humano integral. Los deberes que tenemos con el ambiente están relacionados con los que tenemos para con la persona considerada en sí misma y en su relación con los otros».

La primera encíclica de Francisco, Laudato Si, dedicada a la Ecología:

Nemo 300x200 - Las mejores frases de la Laudato SiEl Papa Francisco sorprendía a todos al elegir este tema como principal de su primera encíclica. En ella nos invita a todos a alabar a Dios por la belleza de la creación. Recuerda que el cristiano no está solo, el cuidado del regalo de la creación es una tarea que compartimos con todos. Para los cristianos «nada de este mundo nos resulta indiferente», y nos sentimos «llamados a ser los instrumentos del Padre Dios para que nuestro planeta sea lo que él soñó al crearlo y responda a su proyecto de paz, belleza y plenitud».

Te dejamos un resumen con las mejores ideas de la Laudato Si para que puedas profundizar, rezar y aplicarlas a tu vida. Así entre todos, lograremos cambiar el mundo y hacerlo un hogar habitable y acogedor para todos.

(Visited 277 times, 5 visits today)

Leave a Reply