Playa y montaña:

«Porque si te pasas la vida quejándote de que nunca llegaste a ir a la playa, puede que nunca tengas la libertad para disfrutar de todo lo especial que tiene la montaña«.

Este precioso vídeo nos hace reflexionar sobre la belleza de la «montaña». Y es que a veces nos frustramos cuando las cosas no salen como esperábamos, cuando en vez de ir a la playa acabamos en la montaña. Durante nueve meses habías preparado todo para ir a la playa pero, en el último momento, surge un imprevisto y ya no hay playa. ¿Cómo enfrentarse a esta adversidad?

Mirar siempre adelante:

En la vida muchas veces surgirán problemas que nos harán ir por otro camino. Este vídeo nos propone como clave para superarlos: el no mirar lo que hemos perdido, porque nos impedirá apreciar el nuevo camino que tenemos por descubrir.

Algo similar ocurre cuando tu hijo se enfrenta a una enfermedad rara. Durante todo el embarazo sueñas con lo guapo que será, las cosas que haréis juntos, cómo será cuando crezca… Lo preparas todo para «ir a la playa». Pero te dan la noticia de que tu hijo padece una enfermedad rara. ¿Cómo reaccionas? Ya no hay playa, no sirve todo lo que preparaste: bañador, sombrilla, aletas de buceo, toalla, crema solar… Ahora hay montaña y no sabes cómo caminar con eso. Será complicado, llevará un tiempo asumirlo, tendrá muchas cuestas y senderos pantanosos, pero al final verás que no era tan malo como parecía, que simplemente es diferente.

Juntos podemos recorrer el camino con éxito:

Lo importante es permanecer unidos en el camino y que, al llegar a la cima, descubras como la montaña puede ser igual o incluso más especial que la playa.

Porque todas las vidas merecen la pena ser vividas, a pesar de que sufran alguna limitación o enfermedad.

¿Te animas a defender la montaña?

Fuentesfundación mehuerfeder 

(Visited 229 times, 1 visits today)

Leave a Reply