normaTras el famoso juicio de Roe vs Wade -el juicio que sentó las bases de la legalización del aborto en Estados Unidos-, Jane Roe fue olvidada. En su lugar, quedaba su verdadera identidad: Norma McCorvey.

Norma continuó con su vida después del juicio, ajena a la Opinión Pública. Dio a su hija en adopción e inició una relación homosexual con Connie González. Permaneció en el anonimato durante 17 años, hasta que se dio a conocer públicamente como Jane Roe.

Reconocida como la protagonista del juicio, los grupos pro-aborto le dieron una gran publicidad. Norma, por su parte, se erigió como una activa pro-choice y comenzó a colaborar en una clínica abortista donde pudo ver con horror las prácticas y resultados de los procedimientos que allí se realizaban. Asegura que llegó a sentirse muy presionada -hasta el punto de intentar el suicidio en varias ocasiones- y que encontró su escape en el alcohol y las drogas.

En 1995, se instaló el grupo Operación Rescate -grupo cristiano antiaborto- junto a la clínica en la que Norma trabajaba. Una oportuna conversación con el reverendo Phillipp Benthem -miembro de Operación Rescate- dio un giro completo a su vida.

Norma se convirtió y comenzó a trabajar para Operación Rescate. Abandonó su homosexualidad, así como a su entonces pareja, Connie González, que también se convirtió al cristianismo. Además, Norma escribió un libro titulado Won by Love en el que cuenta su historia.

En justificación a la época del juicio y posteriores sucesos, Norma argumenta que se sentía demasiado joven y sola, sin nadie a quien acudir. De esta situación supieron aprovecharse las abogadas recién salidas de la Facultad, Sarah Weddington y Linda Coffee.

Cada año, Norma McCorvey  reza por que no haya un nuevo aniversario de este juicio que hizo jurisprudencia en materia del aborto en los 50 Estados del país -y que abrió la puerta a las legislaciones de todo el mundo-. Confiemos en que cada vez quede menos para que llegue ese día.

(Visited 219 times, 1 visits today)

Leave a Reply