MadreabrazoEstos últimos días, algunos artículos en la prensa, relacionados con el caso de Casey Anthony, han sacado a la luz las historias de muchas madres que se sacrificaron para dar a luz a sus hijos.

Gianna Emanuela Molla

La doctora Gianna Emanuela Molla está realizando un tour desde Italia hasta Estados Unidos para llevar un mensaje de amor en la praxis médica. La doctora Molla es fruto de la decisión de su madre de renunciar al tratamiento de un tumor grave con una histerectomía durante el embarazo. Esta madre, la Doctora Gianna Beretta Molla, murió en 1962, días después de haber tenido a su bebé. En 2004, la Iglesia Católica la canonizó por su virtud heroica.

Abby Ryan

En Reino Unido, Abby Ryan, una chica de 15 años que, a pesar de haber tomado la Píldora del Día Después se quedó embarazada, quiso tener a su hijo. Ella y su novio, Jake Faulkner de 17 años, decidieron que abortar no era lo correcto y acordaron que Jake trabajaría en horario de media jornada para poder compatibilizarlo con sus clases y que Abby viviría con su madre y terminaría el colegio. De este modo, estarían involucrados en la vida de su hijo.

A las 20 semanas de gestación, la ecografía del hijo de Abby indicó que su bebé tenía un bulto en el cerebro y que había un 80% de posibilidades de que tuviera serias discapacidades. Le aconsejaron que abortara, pero ella se negó. La pequeña Riley nació en junio del año pasado con malformaciones en los pies, los dedos de las manos palmeados y largas cavidades cerebrales. Aunque tuvieron que conectarla a un respirador, fue dada de alta a la siguiente semana. Hace poco se le diagnosticó el Síndrome de Moebius, enfermedad que ralentiza el aprendizaje de algunas acciones como caminar, por ejemplo.

A pesar de los muchos obstáculos, Abby ha contado siempre con el apoyo de Jake y de su madre. Poco a poco, contemplan con alegría cómo la pequeña Riley se esfuerza y avanza en sus sesiones de fisioterapia. (Más información en www.closeronline.co.uk)

Educación e Investigación sobre la Hiperémesis

En Leesburg, Virginia (EE.UU), la Fundación Hyperemesis Education and Research (HER) se encuentra en su último año de estudio en colaboración con USC y UCLA para determinar los marcadores hereditarios de la Hiperémesis Grave. Se trata de un exceso de mareos y vómitos que pueden provocar la muerte tanto de la madre como del bebé.

Un post reciente en la página web de la Fundación HER decía: “En memoria de Bella… lamento haberme dado por vencida.” Este post resume los sentimientos de las mujeres que abortan a sus bebés, queriendo tenerlos, por miedo al riesgo de muerte de ellas mismas.

La Hiperémesis Grave es una de las causas principales de la elección del aborto en mujeres que sí quieren tener a sus hijos. La Fundación HER no está ni a favor ni en contra del aborto, pero todos sus esfuerzos se centran en prevenir esa percepción de la necesidad de abortar por la Hiperémesis Grave.

(Visited 120 times, 1 visits today)

Leave a Reply