Cuando era pequeña, Alicia Torres fue a rezar el Rosario frente a una clínica abortista. Unas personas empezaron a gritarle a ella y a sus compañeros para intimidarles. En ese momento ella pensó: «Si una persona tan pequeña como yo constituye una amenaza tan grande para esas personas mayores, seguro debe haber algo más aquí».

Hoy ha pasado ya cierto tiempo desde ese suceso. Alicia Torres ahora es la Hermana Alicia Torres, de las Hermanas Franciscanas de Chicago. Se trata de «una congregación de mujeres católicas viviendo la vida evangélica y dedicadas al servicio de los demás», según cuenta su página web.

La vocación de Alicia

Alicia se dedicó a ser activista pro-vida desde que entró en la Universidad. Pero llegó un momento en que sintió la vocación religiosa. Estaba dudando, así que fue a una capilla de adoración perpetua a rezarlo delante del Señor. «Me arrodille solemnemente ante el altar y dije: «Señor, sé que me has dado cientos de pruebas, incluso quizá miles. Pero, ¿podrías darme una señal más para terminar de una vez con esto?»».

Si quieres saber cómo fue que Alicia Torres se hizo monja, anímate a ver su historia. El vídeo lleva el sello de Video Catechism y producido por Outside Da Box, Spirit Juice Studios y la Diócesis de Wheeling-Charleston.

(Visited 428 times, 1 visits today)

Leave a Reply