virgen_guadalupe

Este año, el tercer lunes de Adviento coincide con la fiesta de nuestra Señora de Guadalupe. Aquel pobre indito Juan Diego (pobre como nosotros, en nuestro escaso espíritu) habla gentilmente en su idioma indígena con la Reina del Cielo.

Y ella corresponde a esa sencillez, a esa humildad, ofreciendo nada menos que una rosa al criadito Juan Diego en el mes de diciembre.

María lleva en su seno una bellísima y perfumada rosa, que luego nos la dará a cada uno en la intimidad de nuestro corazón.


Entrada anterior: El Precursor – III Domingo de Adviento 

Entrada siguiente: La anciana partera de Nazaret – Martes III Semana de Adviento 

(Visited 265 times, 1 visits today)

Leave a Reply