Historia de la fiesta de la Presentación de la Virgen

La Presentación de la Virgen en el templo 270x300 - 21 de noviembre: La Presentación de la VirgenEste día recordamos que María Santísima, mujer elegida de entre el pueblo de Israel, estaba inserta en una familia judía que observaba los ritos y costumbres de la época como la presentación en el templo.

Como San Juan Pablo II explicó en uno de sus ángeles ante miles de fieles en la plaza de San Pedro: “Desde sus primerísimos años María deseaba pertenecer sin reservas, completamente, al Señor, como atestigua la conmemoración de la Presentación, que se celebra cada año el 21 de noviembre“.

En este suceso, la Iglesia lee que María siempre sería presentada como propiedad del Altísimo y la siempre consagrada.

Aspectos relevantes

La festividad litúrgica de la Presentación de la Virgen María celebra la personal y autónoma “oblación” o “consagración” de María a Dios. En dicha fiesta los fieles somos invitados a alabar a María como “Domus áurea”. María está estrechamente unida a la Iglesia. Meditar en la Presentación de la Virgen nos lleva admirarla como un modelo de santidad, que no sólo obedece a la Ley, sino que se convierte en un punto de referencia para nuestro caminar en el Templo del Señor, que es la Iglesia.

Himno de laudes (21 de noviembre)

Ésta era una niña
con aire de flor,
agua más que el río,
fuego más que el sol.
Vivía en el templo
del rey Salomón,
oyendo en los salmos
ecos de otra voz.
Quemaban su pecho,
con célebre ardor,
palabras magníficas,
silencio de Dios:
“¡Oh Padre que habitas
en alto esplendor,
envía el rocío
del Hijo de Dios!
¡Ábrase la tierra:
brote el Salvador!
¡Lloved, rojas nubes,
al Dios de Jacob!
¡Floreced, collados,
al Justo, al Señor,
lucero del alba,
flor de la creación!”
Y al solio del Padre
subía su clamor,
cual nube de incienso
plegaría sin voz. Amén

Bibliografía y artículos de interés:

Entradas relacionadas

Leave a Reply