A pesar de tener el pelo despeinado y la cara recién lavada la mujer sin miedo se mira al espejo y se quiere porque sabe que es rowan chestnut smaS Uxg4L0 unsplash 200x300 - La mujer sin miedomucho más que una cara bonita. No se preocupa por lo que ponerse porque no será juzgada y porque ya no intenta ser una persona distinta para que los demás la acepten.

Camina sola de noche y no acelera el paso cuando se cruza con un hombre, no mira constantemente para atrás para ver si le siguen ni necesita que le acompañen a casa de madrugada. No suplica que la esperen despierta, ni necesita avisar de que ha llegado bien. No llama por teléfono cuando entra en un portal oscuro o camina por una calle solitaria. 

A la mujer sin miedo nadie le pregunta por qué no tiene novio ni le recriminan el hecho de no tenerlo porque saben que no necesita un hombre para sentirse completa. No necesita la -aprobación de nadie porque ha sido educada para sentirse suficiente consigo misma. No se obsesiona con su cuerpo ni trata de cumplir con el canon de belleza socialmente establecido. 

En el futuro, tendrá las mismas oportunidades laborales que sus compañeros, el mismo salario y las mismas posibilidades de ascenso. Nadie se planteará contratarla por el hecho de ser mujer ni conocerá el acoso laboral. Podrá conciliar su jornada y su familia. Se repartirá equitativamente las tareas domésticas. Nadie esperará que limpie, recoja, planche o cuide de sus hijos —si los tiene— por ser mujer, ni que pase más horas en casa que su marido. No se esconderá detrás de un gran hombre, sino que caminarán juntos.bbh singapore stS3fOSw9uE unsplash 300x200 - La mujer sin miedo

La felicidad de la mujer sin miedo no dependerá de satisfacer las exigencias que otros le impongan, ni aceptará ser encorsetada en un prototipo irreal. Será libre de soñar y no se sentirá obligada a cumplir los sueños de otros. Nada ni nadie le dirá quién o cómo debe ser. Será lo que ella quiera.

No conozco a ninguna mujer así, tan solo puedo imaginarla. Sin embargo, ojalá en el futuro, mis hermanas, mis amigas, mis hijas y todas las mujeres que me rodean puedan serlo. Ojalá algún día yo misma me mire al espejo y pueda decirme, por fin, que yo también soy una mujer sin miedo.

Leave a Reply