¿Y si ya no le quiero?

Las enseñanzas de la Iglesia sobre el matrimonio chocan en la actualidad con la forma de verlo de muchas personas. Se piensa que la fidelidad es algo bonito pero irreal, que es cosa de otra época… Por supuesto que ser fiel a tu marido o a tu mujer no es algo fácil, pero es posible. Sólo hay que poner cada día un poco de tu parte, sabiendo que no somos perfectos. Este vídeo es un ejemplo de que sí se puede y de cómo el amor se construye día a día. De un hombre que de tanto comportase como un enamorado, se volvió a enamorar.

A veces, con el tiempo y la rutina, se puede enfriar el amor y puede parecer que se ha agotado; que la historia ha terminado. Pero si lo peleas, si te comportas como un enamorado, verdaderamente te volverás a enamorar. Porque el amor no es solo un sentimiento, es la decisión libre y voluntaria de querer a esa persona por encima de todo. Y verdaderamente, vivirlo así, ¡vale la pena!

Leave a Reply