Domingo de Ramos: historia y piedad litúrgica

Como se desprende de los Evangelios, el Domingo de Ramos, Jesús entró solemnemente en Jerusalén. Fue recibido con entusiasmo por el pueblo, testigo de tantos milagros que Él había obrado en su favor. Esto encendió la ira de los escribas y fariseos contra Jesús. Pasó Jesús todo el domingo en la ciudad y, al atardecer, se fue a Betania, como a tres kilómetros de distancia. Cenó con Simón el leproso (Jn 12, … Sigue leyendo Domingo de Ramos: historia y piedad litúrgica