¿Cómo prepararse para vivir la Misa en tiempo de confinamiento?

Es necesario prepararse para todo lo que es importante. La Misa no es únicamente importante, es esencial. En 2017, el papa Francisco nos recordaba que desde hace dos mil años los cristianos resistieron hasta muerte por ir a Misa, porque sin Misa no podían vivir (Audiencia General del 8 de noviembre de 2017). ¿Qué sería de ellos en estos tiempos de confinamiento? Ellos no tenían misa online. En ese sentido, nosotros jugamos con ventaja. Aprovechémonos de esta ayuda tan grande que nos brinda la tecnología para acercarnos a Dios y poder seguir participando del acontecimiento más grande de nuestra vida: la Santa Misa.

De hecho, el Vaticano ha aprobado unos textos para poder celebrar una Misa específica pidiendo el fin de la pandemia. Si no sabes dónde puedes seguirla, te dejamos algunos canales de YouTube y de Tv, aunque hay muchísimas más:

 

 

1. Preparación interior

Lo primero es estar bien dispuesto. El papa Francisco nos dice que «es el momento de recogerse en el corazón para prepararse al encuentro con Jesús» (Audiencia General de l 15 de noviembre de 2017). Puedes leer el el Evangelio, el salmo, la primera lectura —la segunda, en días especiales— . También las antífonas y oraciones de la Misa. Esto te ayudará a seguir mejor y con más atención esta fiesta a la que acudimos a diario, y que «debe ser el centro de nuestro día» (San Josemaría, Es Cristo que pasa, 154).

El Evangelio y las lecturas las puedes encontrar en varios sitios web. Te recomiendo: Evangeli.net, Ciudad Redonda o la web de la Arquidiócesis de Madrid. También tienes aplicaciones para móviles como ePrex (Android y Apple) o eScrivaLite (Android y Apple). Las antífonas y oraciones las puedes encontrar en la web de la Arquidiócesis de Madrid. Tener las lecturas, antífonas y oraciones te servirá para seguir la Celebración en los casos que hay mala conexión o se desconecta la transmisión.

consejos para vivir la Misa online preparación - Consejos para vivir la Misa online (I): preparase por dentro y por fuera

2. Preparación exterior

Estando bien dispuestos interiormente, no deja de ser importante estarlo exteriormente. Prepárate tú mismo y prepara el lugar donde vas a participar de la Misa. Un Crucifijo, una imagen de la Madre de Dios, una vela, si tienes, bastarán.

Vístete de manera apropiada, lo mejor posible, deja a un lado los dispositivos electrónicos si no los vas a utilizar para participar de la Misa. Recuerda que existe el modo avión en muchos dispositivos y que puedes descargar las webs para visualizarlas en modo offline.

«Pero si estoy en casa, ¿por qué incomodarse en vestirse y “acicalarse”?» La comodidad no excluye el saber estar ni viceversa. Ten presente que en Misa, el Señor se hace presente en medio de su pueblo. Es decir, vas a ver al Señor. «Sí, pero Él y yo tenemos confianza. Él ve más allá de las apariencias.» ¡Exacto! El Señor sabía que la viuda pobre daba más que los ricos (Lc 21, 1-4; Mc 12, 41-44), verá también que tú te esfuerzas para impresionar al mundo, pero no para estar ante Él; o, por el contrario, que pones empeño en entregarle tu cariño y respeto.

Lo mismo con el lugar en el que vas a participar. Debe ser adecuado para participar de la celebración y no distraerse. Viene muy bien recordar que para asegurar la plena eficacia de santifiación «es necesario que los fieles se acerquen a la sagrada Liturgia con recta disposición de ánimo, pongan su alma en consonancia con su voz y colaboren con la gracia divina, para no recibirla en vano.» (Sacrosanctum Concilium, 10 y 11)

Para profundizar:

El silencio antes de la celebración

Segunda parte:

Consejos para vivir la misa online (II): cómo sacar más provecho de la celebración Eucarística

(Visited 1.560 times, 1 visits today)

Leave a Reply