SIEMPRE SALE EL SOL12 1 e1541770735308 - Siempre sale el sol

Por muy larga que sea la tormenta,
el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.
-Khalil Gibran-

           Casi todos, en algunos momentos de la vida, atravesamos temporadas en las que no parece haber ningún apoyo sólido sobre el que caminar, y sentimos la sensación de que el mundo se desmigaja bajo nuestros pies. Nos ocurre por ejemplo cuando estamos convencidos de que, en nuestro trabajo, en nuestra familia o en nuestro entorno no comprenden cómo nos sentimos.
Todo parece indicarnos que no podemos contar con ninguna ayuda externa a la hora de tomar decisiones cruciales, lo que nos lleva a sentirnos completamente solos en circunstancias difíciles.

Lo que a veces vemos como una ausencia de razón para seguir viviendo, puede ser en realidad una situación en la que se nos presenta una oportunidad para sacar una lección valiosa con vistas a convertirnos en personas íntegras.
El suceso más estresante lo podemos convertir en un don en forma de una poderosa experiencia de aprendizaje, capaz de ayudarnos a crecer en sabiduría y en comprensión del verdadero y más hondo sentido de la vida.

Ocasionalmente, nos vemos inmersos en situaciones demoledoras que nos pueden hundir sin remisión; es el momento de limpiar nuestra mente de pensamientos insanos y reemplazarlos por conceptos creativos y saludables. Es el momento de tomar las riendas de nuestros pensamientos en lugar de dejarnos controlar por ellos.
Hay que detenerse y pensar de forma objetiva y desapasionada que nada puede disipar la tristeza tan enteramente como el afecto y la buena voluntad. Es el momento de permitir que el sol de la fe en la vida, reverdezca nuestras energías para escalar la cima de la superación.

Es la ocasión de aplicar el sentido común moviéndonos convencidos en la noche, a pesar de la oscuridad, de que, a su debido tiempo, volverá a brillar el sol. Basta con permitir que el poder, la luz y la energía del sol que tenemos dentro, disipen la nube que trata de atenuar nuestros recursos interiores.
Porque, aunque hay momentos negros que parecen insuperables, la realidad es que el problema existe, porque aún no hemos dado con el camino de la solución, y esta comienza a aparecer cuando tenemos la habilidad de convertir el problema en una oportunidad que se nos está concediendo para crecer.

La persona que afronta los reveses de la vida con la actitud deportiva del triunfador diciéndose: ¡Esto ha sido dispuesto para bendecirme!, busca y encuentra la bendición que está escondida en esa contrariedad o drama, porque siempre, siempre, por muy negra y tétrica que sea la noche, siempre sale el sol.

 

(Visited 83 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published.