lo que llevas dentro

El camino, la verdad y la luz están dentro de nosotros
 -Marc Allen-

 La anécdota la atribuyen a Wayne Dyer; yo te la cuento a mi manera. Aquel profesor muestra una naranja a sus alumnos y pregunta: 

─ Si yo exprimo esta naranja ¿qué saldrá?
─ Jugo, ¡por supuesto!, respondieron los alumnos.
─ ¿Podría salir jugo de melocotón?
─ ¡Hombre, no! Contestaron los alumnos, pensando que estaba bromeando con ellos.
─ ¿Y jugo de coco?
─ ¡Tampoco!
─ Si exprimo una naranja, ¿qué saldrá de ella?
─ Jugo de naranja, evidentemente.

─ ¿Por qué?, ¿por qué cuando exprimo una naranja sale jugo de naranja?

─ Pues porque es una naranja, y eso es lo que hay dentro.

          ─Muy bien. Ahora, vamos a suponer que esta naranja no es una naranja, sino que eres tú, cualquiera de vosotros, y alguien te aprieta, pone presión sobre ti, y te dice algo que a ti no te gusta, te ofende, y automáticamente, sale de ti ira, odio, amargura, miedo. ¿Por qué sale esto?
─ Porque eso es lo que hay dentro.

Es esta una de las grandes lecciones de la vida: ¿Qué sale de nosotros cuando la vida nos aprieta, cuando alguien nos produce dolor o nos ofende? Si respondemos con la ira, el dolor y el miedo, es porque eso es lo que hay dentro. No importa quién hace la crispación, si son nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros hijos, jefes, amigos, etc…

Si alguien dice algo que no nos gusta acerca de nosotros, lo que nos sale es lo que tenemos dentro; y lo que está dentro sólo depende de nosotros, ¡es nuestra elección! Cuando alguien nos presiona y sale amor, es porque eso es lo que hemos permitido que esté en nuestro interior.

De hecho, cuando una persona está en armonía, desde que sale de su casa es capaz de disfrutar con todo: el ruido de las ramas que se mueven, el canto de los pájaros, voces, risas, canciones… Todo produce una armonía. Y también ocurre lo contrario: por mucho que brille el sol, si llevamos dentro la tormenta, todo serán nubarrones.

Pensemos un momento en Jesucristo, lo «exprimieron» un Viernes Santo y solo salió de Él perdón, sangre de amor y misericordia por nosotros. Nos dio vivo ejemplo de que, aunque lo insultaron, lo laceraron, lo humillaron y lo trataron como al peor de los criminales, ¡de Él solo salió amor!

Tratemos de llenarnos de ese Amor gratuito que solo viene de Él y, cuando nos opriman, devolveremos bien por mal, porque eso es lo que llevamos dentro.

(Visited 217 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Leave a Reply