resiliencia 2 e1536314128774 - La resiliencia

Cuando todo parezca ir contra ti,
 recuerda que el avión despega contra el viento,
 no a favor de él.
-Henry Ford- 

La psicología moderna recurre con frecuencia a la resiliencia (en cristiano diríamos fortaleza): resistencia a la adversidad, tolerancia a las frustraciones, aprender a soportar situaciones adversas, etc., como un recurso eficaz para triunfar y disfrutar de la vida.

Veamos un ejemplo.

Albert Llovera Massana (Andorra,1966) es un deportista andorrano que compite en rally en el Campeonato del Mundo. Ha participado en deportes como el esquí, baloncesto (paralímpicos) y rallyes. Ha sido el primer piloto de rally en competir con una discapacidad. ​ Ha trabajado con la NASA, diseñado dispositivos de adaptación a la conducción y cuenta con una tienda de ortopedia.
Cuando tenía dieciocho años sufrió un accidente de esquí en el que se fracturó de manera irreversible la espina dorsal. Asimiló que tenía que vivir con su silla de ruedas y se reveló contra la idea de llevar una vida de inmovilidad y lamentaciones.

Desarrolla un contagioso optimismo que potencia su ilusión por conseguir sus objetivos. Como piloto de rallyes, compite contra corredores que no sufren ningún tipo de discapacidad.
En 2011 publicó un libro No limits, en el que cuenta su vida, el camino que ha tenido que correr para llegar a su estado actual de felicidad gracias a su tesón y optimismo.

Llovera, como tantos otros, demuestra que sabiendo gestionar bien la resiliencia desarrollaremos la capacidad de sacar fuerzas, e incluso de extraer beneficios, de una experiencia traumática.

Hay estudios que demuestran que los niños educados en resiliencia se convierten en unos adultos responsables y capaces de aquello que se propongan. Se convierten en personas que aprenden a dar sentido al dolor y desarrollan su capacidad de ser felices incluso cuando el alma sangra.

Viven lo que dice Anthony Robbins (EEUU, 1960): Recuerda siempre que eres más grande que tus circunstancias, eres más que cualquier cosa que te pueda ocurrir.

Para desarrollar la resiliencia tenemos que entrenarnos en atribuir un significado a la herida sin importarnos su magnitud, es necesario aprender a transformar el dolor, encontrarle un sentido, y para eso necesitamos apoyo y comprensión, que nos acompañen mientras buscamos una salida.
El amor puede sanar, porque la clave siempre está en los afectos, el contacto humano y la solidaridad. Utilizando bien estos factores, potenciaremos la resiliencia y, aunque limitados por naturaleza, experimentaremos que nuestra capacidad de superación no tiene techo, porque, desarrollando la resiliencia, experimentaremos, como Albert Llovera, que nuestras ilusiones no limits.

 

(Visited 81 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Leave a Reply