conseguir tiempo 2B - Conseguir más tiempo

La abeja y la avispa liban las mismas flores;
 pero no logran la misma miel.
Joseph Joubert- 

Aquel señor que, buscando una ocupación, fue a una entrevista de trabajo y prometió lo que no tenía:

─Y, además, para rentabilizar mi sueldo, trabajaré 25 horas al día.
─¿Cómo que 25 horas? Pero si el día solo tiene 24.
─Ya, pero es que yo cogeré una hora del día siguiente.

No, no se pueden sumar más horas al día, pero sí se puede gestionar su eficacia haciendo una buena planificación. Está claro que siempre surgirán imprevistos, siempre pueden aparecer circunstancias inesperadas, fuera de control; no importa, porque siempre será mejor tener controlado el noventa por ciento, que no tener nada.
La excusa más recurrente de la mayoría de las personas es: no tengo tiempo; pero el problema, por lo general, no es la falta de tiempo, sino la desorganización, la falta de planificación y el no saber establecer prioridades.

Un ejemplo son los estudios que demuestran que las personas que, habitualmente, dedican un tiempo a alguna actividad física para estar en forma, no disponen de más tiempo ni de menos obligaciones que las que no se entrenan. Solo se organizan mejor.
Se trata de cambiar un hábito que te aporte poco por otro que sea más sano, más motivante o más importante en este momento.

Dice el refrán que el tiempo es oro, indicándonos así una recomendación muy sabia para todos, pero en especial para los que derrochan los días en cuestiones improductivas, tal vez confiados en que, más adelante, tendrán la posibilidad de hacer las cosas que hoy postergan por desidia, por ignorancia o por vagancia.
En este sentido quizás sean los jóvenes, quienes, en oportunidades, más tiempo pierden al considerar que el futuro les permitirá llevar a cabo acciones que en el presente pueden diferirse, no advirtiendo que el tiempo transcurre a una gran velocidad y que no tiene un punto de retorno.

La mayoría de las personas que se quejan de no tener tiempo son las que, habitualmente, lo postergan todo, se enreden en perfeccionismos para no entregar nada a tiempo, y no encuentran tiempo ni para organizar su tiempo.
Y así viven en la frustración, el descontento, la ansiedad ─incluso─ y miran con envidia a aquellas personas que saben organizarse. Y es que, contra lo que pudiera parecer, organizarse es una liberación porque nos ayuda a gestionar mejor el tiempo.

El día no tiene 25 horas, pero organizándonos bien, con las 24 horas naturales podemos conseguir más tiempo.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Leave a Reply