Soportar con paciencia los defectos de los demás