¿Alguna vez has oído hablar del “Buzón de la Vida”? No sirve para enviar cartas sino que, aunque pueda sonar raro, se trata de un casillero que salva vidas.

Lee Jong es esposo, padre, pastor y una persona muy comprometida con la acogida y cuidado de huérfanos y niños con deficiencias. La historia de Lee es apasionante, pero hubo un hecho que marcó un punto de inflexión en su vida. Una fría noche de invierno, una mujer abandonó a su hija deficiente en la puerta de la casa del pastor. Cuando éste la encontró, a punto de morir congelada, se dio cuenta del peligro que corrían estos niños y supo que tenía que hacer algo más.  Así que construyó un buzón con una alarma de aviso y lo habilitó para que la gente que no quería a sus hijos los dejará ahí.

Aunque estos buzones no son la solución final para acabar con el problema del abandono, sirven para dar una oportunidad de vivir a todos esos niños. Recientemente se ha filmado un documental, que compartimos con vosotros, sobre la labor del pastor Jong. También podéis acceder a una página web explicativa donde se pueden hacer donaciones para asegurar la continuidad de su labor.

Y es que, tal y como señala el pastor Jong, “no existen los seres innecesarios en el mundo”.

(Visited 53 times, 1 visits today)

Leave a Reply