Cada día, en el corazón de Manhattan, un grupo de monjas sale a la calle para que ninguna mujer se sienta abandonada. Son las Sisters of Life o Hermanas de la Vida que, además de asumir los votos tradicionales de pobreza, castidad y obediencia, se comprometen a proteger y defender la vida humana.

La congregación cuenta con 70 monjas repartidas por EE.UU, Canadá y Nueva Zelanda, aunque su principal área de trabajo es Nueva York, ciudad conocida como la “Capital del aborto” en América.

Las Sisters of Life dedican gran parte de su tiempo a hablar con mujeres embarazadas que están considerando abortar, que están pasando por un mal momento y que necesitan ayuda. También ofrecen apoyo a aquellas que han abortado y que están buscando a alguien con quien desahogarse.

Os dejamos un vídeo de Rome Reports que nos adentra en la labor de esta Congregación, tan curiosa como necesaria en la vida de muchas mujeres.

(Visited 106 times, 1 visits today)

Leave a Reply