«Podría haber sido abortado». Estas fueron las palabras que Jared Leto pronunció el pasado 2 de marzo, cuando recogió el Oscar al mejor actor secundario. Durante su discurso de agradecimiento, Leto contó la historia de su madre, una joven que luchó por darle una vida mejor, a pesar de las críticas por haber abandonado el colegio y por ser madre soltera.

“En 1971, en la ciudad de Bossier, Louisiana, una chica adolescente se quedó embarazada de su segundo hijo. Había abandonado los estudios y era madre soltera, pero se las arregló para construir una vida mejor para ella y sus hijos. Les animó a que fueran creativos, a que trabajaran duro y a que hicieran algo especial. Esa chica es mi madre y está aquí esta noche. Y sólo quiero decir: te quiero mamá, gracias por enseñarme a soñar”.

Los medios de comunicación se hicieron eco de estas palabras y han elogiado el discurso en repetidas ocasiones. Isaac Guzmán, de la revista Time, lo calificó de “Impresionante”, mientras que Mashables Neha Prakash lo describió como “Algo más allá de lo perfecto”. PolicyMic lo denominó como “Increíble”, ABC News remarcó su carácter conmovedor y desinteresado, y hasta la famoso bloguero Pérez Hilton aseguró entusiasmado que “el discurso hará que te caigan lágrimas”.

Leto  también tuvo palabras para su hermano, para aquellos que pierden la batalla contra el sida y para los “soñadores” de Ucrania y Venezuela.

(Visited 129 times, 1 visits today)

Leave a Reply