silencio

Desde que se legalizara la práctica del aborto, millones de niños en todo el mundo han sido privados de su derecho a la vida. También son miles las mujeres que, años después, sufren las consecuencias de una decisión dura como es la de someterse a un aborto. A pesar de todo, estas mujeres se sienten encerradas en una espiral de silencio que les impide contar su historia.

“Rompiendo el silencio” es un libro que no dejará indiferente al lector. A lo largo de sus páginas, se desvela una tragedia social como es el aborto, a través de la experiencia de distintas mujeres que lo sufrieron en primera persona. También se recogen algunos datos históricos sobre ésta práctica -los primeros en legislarlo fueron los comunistas rusos en 1920 y los nazis alemanes en 1935-. Por otro lado, se hace una reflexión acerca de la batalla lingüística que ha posibilitado la victoria social de la tesis abortista. Buen ejemplo de ello es llamar “Embarazo no deseado” a un embarazo imprevisto o “Derechos reproductivos” a la cuestión del aborto.

En una sociedad donde las mujeres que han abortado se sienten silenciadas, Esperanza Puente eleva su voz para contar al mundo su testimonio. Embarazada, sola y con un hijo pequeño a su cargo, la autora y principal protagonista del libro se sometió a un aborto de forma voluntaria hace casi 20 años. En “Rompiendo el silencio” narra su experiencia y da a conocer la de otras muchas mujeres que pasaron por lo mismo.

Hasta ahora, la cuestión del aborto se ha centrado únicamente en el no-nacido, pero es un drama que marca a millones de mujeres para el resto de sus vidas. Son pocos los que se hacen eco de ello, como también son pocos los que conocen esta realidad. Uno de los aspectos más positivos del libro es que está centrado principalmente en la mujer. Sus páginas transmiten con gran fuerza los motivos que llevan a una madre a decidir abortar y cuáles son las consecuencias que acarrea, de forma irreversible, una decisión así.

Además, Puente analiza y comparte las dificultades y sufrimientos que atraviesa una mujer después de abortar, y plantea algunas ideas para ayudarlas a seguir adelante con sus vidas: aceptarlo y reconocerlo, poner un nombre a su hijo no-nacido, llorar su muerte, hablarle y rezarle…

Ninguna mujer, en su sano juicio, quiere someterse a un aborto porque sí. Detrás de una decisión dura como ésta, siempre hay circunstancias delicadas y miedo, mucho miedo: a que la pareja te abandone, a quedarte sin trabajo, inmadurez para ser madre, el rechazo de la familia… Por suerte, cada vez son más las asociaciones que centran su labor en paliar estas circunstancias, para que toda mujer pueda seguir adelante con su embarazo. Por suerte, también, cada vez son más los testimonios de mujeres valientes que salen a la luz para contar su experiencia en relación al aborto.

“Rompiendo el silencio” es uno de los primeros libros que aborda de forma clara y directa esta realidad. Un compendio de experiencias vitales que, desde el blog de Cultura de la Vida de Arguments, os recomendamos vivamente que leáis.

(Visited 70 times, 1 visits today)

Leave a Reply