Chris Slattery es presidente de la asociación estadounidense de ayuda a la mujer embarazada “Expectant Mother Care FontLine Pregnancy Center”. Durante sus 33 años de labor provida, Slattery ha salvado a más de 50.000 niños de las manos de un negocio que se quiere lucrar a costa del sufrimiento de la mujer. Su dedicación incansable en pro de la vida del no-nacido también ha favorecido el cierre de numerosas clínicas abortistas.

La labor de esta asociación se ha desarrollado, durante muchos años y de forma especial, en Nueva York, ciudad conocida como la “Capital del aborto” en América. Sin embargo, este año su objetivo es ir expandiéndose por todos los Estados Unidos: Baltimore, Cleveland, Washington, Philadelphia, San Antonio, Austin, Los Ángeles y Detroit.

A pesar de emplear sus recursos de forma adecuada y razonable, la organización está atravesando apuros económicos. Son muchas las mujeres que se acercan cada día a estos centros para ser atendidas por alguien que va a escucharles y a ofrecerles una alternativa al aborto. El trabajo que desempeñan en las oficinas y en la asociación en general implica un gran esfuerzo psicológico y físico, pero también económico. Por desgracia, éste último, resulta escaso.

Desde aquí, y sumándome a la petición de los voluntarios de EMC y a la de su propio fundador, Chris Slattery, os ruego encarecidamente que todo el que pueda realice una pequeña aportación económica para poder seguir ayudando a estas mujeres embarazadas. Entrando aquí, puedes hacer tu donación y contribuir a la causa de frenar el aborto en los Estados Unidos. Recuerda que toda ayuda, por pequeña que sea, es bienvenida, pues podría salvar una vida.

Y es que, como señaló en una ocasión la Madre Teresa de Calcuta, “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”.

¡Gracias mil!

(Visited 35 times, 1 visits today)

Leave a Reply