¿Te imaginas que un día te llevaran a juicio acusado de ser católico? Esto es lo que le ocurre a la protagonista del siguiente vídeo. Ella se declara católica cuando se lo pregunta el fiscal, pero el abogado que la defiende le va planteando una y otra vez argumentos que demuestran que ella no es verdaderamente católica, que aunque lleve una cruz, ayude en una residencia de ancianos y haya hecho la confirmación, su vida y sus acciones demuestran que verdaderamente no es católica.

Y tú, ¿lograrías que te declararan culpable de ser católico, o te absolverían por falta de pruebas?

(Visited 111 times, 1 visits today)

Leave a Reply