El Papa Francisco celebra San Valentín

San Valentín siempre nos había parecido, desde una perspectiva cristiana, una fiesta con una visión pobre del noviazgo, donde el amor se demostraba con regalos como bombones, galletas con forma de corazón, peluches y poemas de amor sacados de Internet. No era de extrañar, pues, que ningún Papa hubiese celebrado hasta el momento esta fiesta.

Por eso, cuando el Papa Francisco dijo que iba a reunirse con parejas de todo el mundo para celebrarlo nos sorprendió a todos. ¿Cómo podía el Papa apoyar una celebración que promovía valores tan pobres del amor?

Sin embargo, el Papa nos ha dado una lección de comunicación y de marketing. En vez de criticar y quejarse del modo de los valores que se transmitían en esta fiesta, decidió aprovechar el impulso y popularidad que tenía la fiesta de San Valentín, celebrando un acto en el que en un tono familiar, alegre y positivo, transmitió los ingredientes para un amor sólido.

(Visited 62 times, 1 visits today)

Leave a Reply