Lunes, 25 de julio

Sol afuera. Cuatro y media de la tarde. Ha llegado uno de los momentos esperados. Próxima visita: el Santuario de la Divina Misericordia, en el barrio de Łagiewniki. Pero tenemos un problema. No sabemos qué tranvía tomar. Preguntamos a una cracoviana: no entiende inglés. A una voluntaria: se va con prisas. A un policía: nos señala a una familia al lado de un stand.

Me fijo bien, son protestantes dispuestos a hablar sobre la Biblia. Pienso: “El policía se burla de mí. Estos no nos dirán nada sabiendo que vamos a un santuario católico”. Aún así me arriesgo.  Me reciben con una sonrisa y me indican todo con puntos y señales. Hernando, te equivocaste: la misericordia viene de donde menos lo esperas.

El que no busca a veces encuentra

Nos levantamos pronto para aprovechar al máximo el día. Está lloviendo, pero eso no quita las ganas de Cracovia. Primera parada: la estación de tren Kraków Główny. Allí recogeremos los kits del peregrino. Antes, desayunamos en el McDonalds cerca de la Plaza Mayor. Una vez nos dan los kits -mi padre escoge el de color azul y yo el rojo-, empezamos a conocer en serio.

mochila_peregrino_jmj_arguments_catequesis_jmj_young_answers

De camino, habíamos pasado por la Puerta de San Florián y por la Basílica homónima, parroquia en la que San Juan Pablo II ejerció de vicario desde 1949 al 1951. Ahora, nos detenemos ante otra basílica, situada en la esquina noroccidental de la Plaza Mayor. Se trata de la Basílica de la Asunción de la Santísima Virgen María. Decidimos entrar y sorpresa: Misa en español.

Estaban leyendo la primera lectura. El acento delataba que los lectores eran polacos. También el sacerdote quedó al descubierto cuando hizo lo mismo con el Evangelio. Durante la homilía, preguntó: “¿Quiénes son de España”. Nadie levanta la mano. “¿De América?”. Unos cuantos brazos arriba. “Bueno, pues no pronunciaré tantas zetas”. Sonó una risa-murmullo.

Segunda sorpresa del día. El sacerdote: “Llevo un año en Pamplona y allí veo tantos peregrinos que hacen el camino de Santiago…”. Conque el año pasado vivimos en la misma ciudad, me dije. Al final de la Eucaristía, le pregunté si estudiaba en la Universidad de Navarra y asintió.

Al salir de Misa, ya no estaba lloviendo.

Siguiendo los caminos de San Juan Pablo II

En el kit nos vino una “Guía del peregrino”. El libro sugiere seguir tres rutas: “Los santos en Cracovia” (hay más de lo que uno se imagina. Por ejemplo, diez egresados del Collegium Maius de la Unviersidad Jaguelónica de Cracovia están en los altares); “Tras las huellas de Santa Faustina Kowalska” y “Siguiendo los caminos de Juan Pablo II”. Optamos por este último. Este fue nuestro recorrido:

1. Palacio de los Obispos – Calle Franciszkanska 3

Calle Franciszkanska 3

Se trata del edificio de la curia. Donde se ve la imagen de San Juan Pablo está la ventana donde él se asomaba durante sus encuentros con los jóvenes

2. Basílica de San Francisco de Asís

Escultura del Cardenal Adam Stephan Sapieha, a las afueras de la Basílica de San Francisco de Asís. Sapieha fue el primado de Polonia que ordenó a Karol Wojtyla en 1944. En la basílica, San Juan Pablo II solía rezar desde que era estudiante

Escultura del Cardenal Adam Stephan Sapieha, a las afueras de la Basílica de San Francisco de Asís. Sapieha fue el primado de Polonia que ordenó a Karol Wojtyla en 1946. En la basílica, San Juan Pablo II solía rezar desde que era estudiante. Aquí nos detuvimos a rezar un rato con el Santísimo expuesto.

3. Iglesia de San José de las Hermanas Bernardas

Siendo cardenal de Cracovia, Karol Wojtyla venía a esta iglesia a encomendar a San José los asuntos difíciles de la arquidiócesis

4. Casa del decano

Aquí vivió San Juan Pablo II desde 1958 hasta 1967. Hoy en día la casa alberga el Museo de la Arquidiócesis del Cardenal Karol Wojtyla.

Aquí vivió San Juan Pablo II desde 1958 hasta 1967. Hoy en día la casa alberga el Museo de la Arquidiócesis del Cardenal Karol Wojtyla.

5. Catedral de Wawel

En el fondo, la mítica Catedral de Wawel, donde San Juan Pablo II ofició su primera Santa Misa el 2 de noviembre de 1946. Allí rezamos delante de una reliquia suya: un poquito de su sangre. En la foto aparecemos mi padre y yo con un grupo de chilenas, que al salir de la Catedral comenzaron a cantar "La gozadera". De repente, una de ellas a capella: "Colombia me lo regaló...". Entendí la indirecta. Me giré y le pregunté: "¿Quieres un regalo de Colombia?". "¡Claaaaro!". Le di un bolígrafo que tenía de adorno un sombrero vueltiao. Me prometió usarlo "en la escuela".

En el fondo, la mítica Catedral de Wawel, donde San Juan Pablo II ofició su primera Santa Misa el 2 de noviembre de 1946. Allí rezamos delante de una reliquia suya: un poquito de su sangre. En la foto aparecemos mi padre y yo con un grupo de chilenas, que al salir de la Catedral comenzaron a cantar “La gozadera”. De repente, una de ellas canturreó: “Colombia me lo regaló…”. Entendí la indirecta. Me giré y le pregunté: “¿Quieres un regalo de Colombia?”. “¡Claaaaro!”, respondió sin descaro. Le di un bolígrafo que tenía de adorno un sombrero vueltiao. Me prometió usarlo “en la escuela”.

6. Basílica de San Miguel Arcángel y San Estanislao de Cracovia de los Padres Paulinos en Skalka

En su primera visita a Polonia siendo Papa (1979), San Juan Pablo II tuvo un encuentro con estudiantes y gente del mundo de la ciencia, la cultura y el arte en los jardines de esta iglesia

En su primera visita a Polonia siendo Papa (1979), San Juan Pablo II tuvo un encuentro con estudiantes y gente del mundo de la ciencia, la cultura y el arte en los jardines de esta iglesia.

7. Iglesia de San Estanislao Kotska de los Hermanos Salesianos en Debniki

Parroquia a la que asistía Karol Wojtyla cuando residió en el barrio de Debniki (1938-1944). Allí conoció a Jan Tyranowski, que lo introdujo en la espiritualidad carmelitana. En la iglesia, se encuentran los restos de Tyranowski, que se encuentra en proceso de beatificación y una sotana de Don Bosco. Nos hacía especial ilusión visitar esta iglesia porque el pueblo de mi abuelo materno se llama así, San Estanislao de Kotska. Obviamente rezamos por él.

Parroquia a la que asistía Karol Wojtyla cuando residió en el barrio de Debniki (1938-1944). Allí conoció a Jan Tyranowski, que lo introdujo en la espiritualidad carmelitana. En la iglesia, se encuentran los restos de Tyranowski, que se encuentra en proceso de beatificación y una sotana de Don Bosco. Nos hacía especial ilusión visitar esta iglesia porque el pueblo de mi abuelo materno se llama así, San Estanislao de Kotska. Obviamente rezamos por él. Después, nos dirigimos a la casa de Jan Tyranowski, a cinco minutos a pie desde allí. Sigue siendo una residencia privada. Mientras observábamos la casa, se asomó por el balcón una anciana, que nos lanzó un beso.

Necesitamos gasolina

En este punto del recorrido, las suelas de nuestros zapatos estaban hartas del piso cracoviano. Habíamos caminado kilómetros, y el estómago pedía recarga. Entramos a un Kentucky Fried Chicken y gastamos los vales de comida que teníamos para el día: dos de quince złotych cada uno (el złoty es la moneda polaca. Un euro se convierten en 4 zł aproximadamente). Nos dio para una hamburguesa de pollo, una mazorca y la bebida.

Con nuevas energías, recorrimos otros lugares relacionados con San Juan Pablo II y uno con la vida de Santa Faustina:

8. Colegiata Universitaria de Santa Ana

Durante su visita a Cracovia en 1997, Juan Pablo II pronunció un discurso a los profesores y estudiantes, poniéndoles como modelo a San Juan Cancio, catedrático de la Academia de Cracovia del s. XV cuyos restos descansan en la Colegiata. Rezamos delante de ellos. Pedí especialmente por la santidad de los profesores.

Durante su visita a Cracovia en 1997, Juan Pablo II pronunció un discurso a los profesores y estudiantes, poniéndoles como modelo a San Juan Cancio, catedrático de la Academia de Cracovia del s. XV cuyos restos descansan en la Colegiata. Rezamos delante de ellos. Pedí especialmente por la santidad de los profesores.

9. Collegium Maius 

Este es el edificio universitario más antiguo de Cracovia, fundado en 1400. En esta universidad, Karol Wojtyla estudió primero Filología y luego Teología.

Este es el edificio universitario más antiguo de Cracovia, fundado en 1400. En esta universidad, Karol Wojtyla estudió primero Filología y luego Teología.

El otro lugar que vimos conectado con San Juan Pablo fue el Collegium Novum de la Universidad Jaguelónica. El vinculado con Santa Faustina se trataba de la editorial de Cebulski, donde se imprimieron las primeras imágenes de la Divina Misericordia.

Hacia Cracovia-Łagiewniki

Después del paseo anterior fue cuando decidimos ir hacia el Santuario de la Divina Misericordia. Ya en la parada del tranvía que llevaba hasta allá -gracias a la cortés ayuda de la familia protestante mencionada antes-, nos encontramos con un franciscano que nos saludó sin conocernos. Muy amable. Se llamaba Ricardo, y había misionado en Paraguay y Bolivia.

Con fray Ricardo

Pronta despedida

Bueno, amigo. Hasta aquí puedo escribir hoy. El sueño llama. Mañana prometo contarte todo lo que pasó en el Santuario de la Divina Misericordia y en el de Juan Pablo II, que está a escasos metros del primero. Sigue encomendando a los peregrinos. Que descubramos la misericordia de Dios.

Lee las entradas siguientes

Llegan las multitudes – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (V)

El Papa ya nos acompaña – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (VI)

¡Fiesta tras fiesta! – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (VII)

Día de encuentros – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (VIII)

Hacia el Campus Misericordiae – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (IX)

Próximo destino: Panamá – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (y X)

Lee las entradas anteriores

Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (I)

Cracovia, ¡allá vamos! – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (II)

Cracovia, ¡aquí estamos! – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (III)