A pesar de la longevidad de muchas tradiciones de la Iglesia, la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es un evento que comenzó a gestarse hace relativamente pocos años. Fue en el Año Santo de 1975, cuando Pablo VI llamó a Roma a la juventud católica tras la Marcha Internacional de Reconciliación Cristiana celebrada entre Asís y Roma.

La convocatoria la repitió en 1984 Juan Pablo II, que volvió a hacer un llamamiento a la juventud de la Cristiandad. En aquella ocasión se reunieron en Roma 300.000 jóvenes. La buena acogida a esta llamada animó a Juan Pablo II, el “Papa de los jóvenes”, a instituir la Jornada Mundial de la Juventud. La cofundación de la JMJ se atribuye al cardenal Eduardo Pironio, del Pontificio Consejo para los Laicos, que se lo habría sugerido al Papa.

En el domingo de Ramos de 1985, el papa anunció oficialmente la institución de la Jornada Mundial de la Juventud. Desde entonces, y gracias al impulso de Juan Pablo II, la JMJ se celebra en todas las diócesis cada Domingo de Ramos. La Jornada Mundial de la Juventud como evento multitudinario tuvo su pistoletazo de salida durante la JMJ de Buenos Aires (1987). Desde entonces, aparte de las celebraciones en cada diócesis, cada dos o tres años se celebra un multitudinario evento en el que el Papa se reúne con jóvenes de todos los lugares del mundo. En cierto modo, se puede decir que cada JMJ es prueba evidente de la universalidad de la Iglesia.

En sus inicios la Jornada Mundial de la Juventud se celebraba en un único día, pero a partir de la JMJ de Santiago de Compostela (1989) se han añadido tres días en que los jóvenes reciben catequesis. La JMJ de Czestochowa en Polonia (1991) tuvo un mayor relieve por el retorno del Papa a su tierra y Europa del Este. Después llegarían Denver (1993) y Manila (1995). En Denver se estableció el Via Crucis como un acto más dentro de la JMJ y en Manila fueron entre 5 y 7 millones los asistentes en la que hasta ahora es la JMJ más multitudinaria de la historia. La Jornada luego pasaría por París (1997), Roma (2000) y Toronto (2002). En Roma 2000 Juan Pablo II describió a los jóvenes con la bella metáfora de “centinelas del mañana”.

Al modo de la antorcha olímpica, existe una Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud que Juan Pablo II regaló a los jóvenes en 1984, en aquel famoso Domingo de Ramos. Desde 2003 la Cruz es acompañada de una imagen de la Virgen María.

Durante el pontificado de Benedicto XVI la JMJ se celebró en Colonia (2005), Sidney (2008) y Madrid (2011). La JMJ de Madrid supuso en España un aumento de las vocaciones. A largo plazo incluso será más patente esta influencia decisiva de la Jornada para muchos católicos españoles.  Como preparación de la JMJ de Madrid, desde Arguments lanzamos la serie de vídeos JMJ Young Answers y después de la celebración de la Jornada llegarían la segunda parte JMJ Young Answers 2.

Las palabras pronunciadas por Benedicto XVI durante la JMJ de Madrid invitaban a compartir, participar y ayudar a otros. La fe, como dijo Benedicto XVI en la Vigilia en Cuatro Vientos, “no es la simple aceptación de unas verdades abstractas, sino una relación íntima con Cristo que nos lleva a abrir nuestro corazón a este misterio de amor y a vivir como personas que se saben amadas por Dios”. Quedará para la historia de las JMJ la lluvia durante la adoración eucarística.

En Madrid, Benedicto XVI anunció que la próxima JMJ tendría lugar en Río de Janeiro. Pero no le correspondería al Papa alemán acudir a esta JMJ, sino a su sucesor, el Papa Francisco. A esta Jornada Mundial de la Juventud asistieron entre tres millones de jóvenes católicos. Brasil abrió sus puertas al mundo entero y miles de jóvenes se dirigieron desde otros continentes para citarse con millones de jóvenes católicos hispanoamericanos y dar testimonio de vida cristiana. Uno de los momentos más destacados fue cuando el Papa Francisco pidió lío en las diócesis.

Os lo contamos así desde este blog:

Diario desde #Río2013 (I)
Cristo entre la niebla. Diario desde #Río2013 (II)
Bienvenida al Papa: De corazón a corazón. Diario desde #Río2013 (III)
Misa de apertura. Diario desde #Río2013 (IV)
Fix your eyes on Him. Diario desde #Río2013 (V)
No nos importa la lluvia ni el frío. Diario desde #Río2013 (VI)
Via Crucis con el Papa Francisco. Diario desde #Río2013 (VII)
La vigilia y la Misa en Copacabana. Diario de #Río2013 (VIII)

En 2016, la organización de la JMJ le correspondió a Polonia, la tierra de San Juan Pablo II, en la segunda JMJ de Francisco como Papa. De hecho, San Juan Pablo II fue uno de los patronos junto a la monja polaca Santa Faustina Kowalska.

Os dejamos a continuación las crónicas que preparamos:

  1. Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (I)
  2. Cracovia, ¡allá vamos! – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (II)
  3. Cracovia, ¡aquí estamos! – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (III)
  4. Siguiendo los caminos de San Juan Pablo II – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (IV)
  5. Llegan las multitudes – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (V)
  6. El Papa ya nos acompaña – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (VI)
  7. ¡Fiesta tras fiesta! – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (VII)
  8. Día de encuentros – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (VIII)
  9. Hacia el Campus Misericordiae – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (IX)
  10. Próximo destino: Panamá – Diario desde la JMJ Cracovia 2016 (y X)

Y en 2019… la JMJ de Panamá. Todo está preparado para que comience: el logo, el himno, la patrona, la agenda del Papa Francisco.

(Visited 306 times, 1 visits today)

Leave a Reply