image 2016 12 13 4 - Partida inminente - Viernes III Semana de Adviento

Mañana es el día elegido para partir. Belén dista cuatro o cinco jornadas a pie desde Galilea. Pero ambos han considerado ir más despacio por el bien del no nacido. Habrá que evitar precipitaciones y descansar cuando sea posible.

El estado de María aconseja tranquilidad. Ana llora mientras dobla alguna ropa pensando en su niña y en el nieto. Procura que no la vean. Pero en sollozos ahogados puede vérsele escondida en alguna esquina, tapando su rostro con el velo.


Entrada anterior:  Las joyas más preciadas – Jueves III Semana de Adviento 

Entrada siguiente: Inicia la travesía – Sábado III Semana de Adviento

(Visited 227 times, 1 visits today)

Leave a Reply