image 2016 12 13 1 - La oración de María - Miércoles III Semana de Adviento

Ella no es ingenua ni tampoco inconsciente. María también sufre: unas veces la oscuridad y otras la limpidez de su fe. ¿Que será del Niño? Con torpes pasos, se acerca a la ventana. Parece que va a llover otra vez. Pero lo que ella mira es el cielo y ora…

En su tierna oración, que por supuesto también es hacia adentro, hacia sus entrañas, pide fuerzas a su Señor. Porque, aunque sea ejemplo de valentía, ha de luchar constantemente, y sonreír.

María guarda todas estas cosas, ponderándolas en su corazón.


Entrada anterior: La anciana partera de Nazaret – Martes III Semana de Adviento 

Entrada siguiente: Las joyas más preciadas – Jueves III Semana de Adviento 

(Visited 419 times, 1 visits today)

Leave a Reply