image 2016 12 13 3 - Las joyas más preciadas - Jueves III Semana de Adviento

En las callejuelas de la aldea hay movimiento. Hay habitantes que ya han partido. Y otros que se apresuran a hacerlo.

María ha comprado naranjas en el mercado de la plaza. Habrá que paliar la sed del camino allá donde no haya fuentes. Junto con José, van preparando la cosas que llevarán consigo.

Al hijo de Jacob, a nuestro artesano, a veces sí se le frunce el ceño. Se siente responsable. En su intimidad sabe que el Ángel del Señor le ha hablado en sueños. Y sufre la carga y sobre todo el gozo del privilegio que supone acompañar a las joyas más preciadas del universo.


Entrada anterior: La oración de María – Miércoles III Semana de Adviento 

Entrada siguiente: Partida inminente – Viernes III Semana de Adviento 

(Visited 174 times, 1 visits today)

Leave a Reply