Quiero la paz, busco la paz

“La madre tiene más oportunidades de sanar a sus hijos que cualquier tratado de paz”, concluye en Zainab Salbi en el TED TALK Las mujeres, la guerra y el sueño de la paz.

Zainab Salbi, niña de la guerra de Irak, con 23 años fundó Woman for Woman International, ha ayudado a más de 400.000 mujeres en zonas de conflicto en el mundo, la revista People le nombró una de las “25 mujeres que cambian el mundo”.

Pero antes de que Zainab cambiara el mundo, alguien intentó cambiar el suyo, así lo cuenta: ”En la historia de las guerras nos olvidamos de la historia de mi madre que nos entretenía con títeres para que no nos asustáramos con los sonidos de las explosiones y los tiros. ….Lo peor de la guerra es el miedo, y el peor miedo es el de perder mi yo interior”.

Zainab Salbi 300x117 - Cambiando el mundo

Hay una guerra que destruye más que el hierro: el dolor causado por los nuestros

Es verdad, la guerra de los pueblos es una constante, pero hay una guerra más cotidiana que destruye más que el hierro, el dolor que proviene de los que debieran amarnos y no lo hacen. La injusticia que proviene de nuestros familiares destruye más que el metal, dicen los árabes” esto sí destruye el “yo interior”. Ahora que el conflicto y la violencia se instala en el seno de las familias, miramos atrás, a Juan Pablo II en la XXVIII Jornada Mundial de la Paz.

gabriel matula 300398 unsplash e1542903153706 300x154 - Cambiando el mundo

“Al comienzo de 1995, con la mirada puesta en el nuevo milenio ya cercano, dirijo una vez más a todos vosotros, hombres y mujeres de buena voluntad, mi llamada angustiada por la paz en el mundo”.

En este sentido, deseo dirigir mi Mensaje para esta Jornada de la Paz especialmente a las mujeres, pidiéndoles que sean educadoras para la paz con todo su ser y en todas sus actuaciones: que sean testigos, mensajeras, maestras de paz en las relaciones entre las personas y las generaciones, en la familia, en la vida cultural, social y política de las naciones, de modo particular en las situaciones de conflicto y de guerra. ¡Que puedan continuar el camino hacia la paz ya emprendido antes de ellas por otras muchas mujeres valientes y clarividentes! “.

Cuando las mujeres somos fieles a lo que somos, esencialmente, podemos ayudar mucho a cambiar el mundo.

Entradas relacionadas

Leave a Reply