De la concepción al nacimiento

Posted by | Aborto, Cultura de la Vida, Estudios, Investigación, Líderes Provida, Recursos provida, Vídeos | No Comments

Alexander Tsiaras es un reconocido artista, periodista y diseñador. Estudió Pintura y Escultura y se ha formado a sí mismo en Matemáticas y Física. También aprendió por su cuenta varios lenguajes de programación. Trabajó con su hermano en una historia sobre el desarrollo de nuevas técnicas oftalmológicas que fue publicado en Life.

En la actualidad, se dedica a diseñar imágenes fascinantes del cuerpo humano y ha creado una página web de imágenes médicas basada en técnicas radiológicas. También colabora con la universidad de Yale para escribir algoritmos de cirugía virtual que puedan usarse en viajes espaciales. Ha recibido numerosos premios y dado conferencias en diversas sociedades médicas y de divulgación.

En este vídeo, Tsiaras nos descubre la belleza de la embriología, el increíble desarrollo del ser humano. Lo maravilloso de este proceso del que aún no se han podido crear modelos matemáticos.

“La historia comienza con los dos primeros personajes: el ovocito y el espermatozoide que se encuentran en la fecundación. Enseguida se da la primera división de las dos células que conforman el bebé y se continúa dividiendo cada 12-15 horas. A los 25 días, aparece  la cámara del corazón y a los 32 se desarrollan los brazos y las manos. Estos días son los de un crecimiento más rápido del embrión. Si el bebé se formase a esta velocidad durante todo el embarazo, pesaría una tonelada y media al nacer.

Antes de los dos meses (52 días) se desarrollan la retina, la nariz y los dedos. Durante el periodo de gestación se mantiene una conversación hormonal entre el embrión y la madre.  Mediante sustancias como la progesterona el embrión dice: ¡estoy aquí para quedarme!

Es increíble que todos los mecanismos biológicos, toda la información, esté en todas las células del cuerpo. Los dobleces de este “origami” están perfectamente programados desde el inicio”.

Y es que vivimos en un mundo increíble, aunque a veces veamos como un problema algunas maravillas de la Naturaleza, como es el existir de los bebés. Quizá no estaría mal que nos parásemos alguna vez a contemplar, tranquilamente, el misterio de la Vida.

40 años después, la verdad está de nuestro lado

Posted by | Aborto, Cultura de la Vida, Especiales, Estudios, Iniciativas Provida, Investigación, Líderes Provida, Roe vs Wade | No Comments

He encontrado en WorkNetDaily el siguiente artículo de Katie Wright. Me ha parecido una buena síntesis y un reflejo del cambio cultural prolife que está teniendo lugar en Estados Unidos. A continuación os dejamos la traducción del texto.

Hace 40 años, en una de las exhibiciones jurídico-legislativas más criticadas y deplorables, la mayoría de miembros de la Corte Suprema de los Estados Unidos cerró sus oídos ante la división del país y ante el llanto de los no-nacidos y crearon un monstruo: el Caso Roe vs Wade. Bajo la apariencia de un “derecho a la privacidad” malinterpretado, la Corte intentó destruir lo fundamental: el derecho a la vida.

Desde luego, nadie –ni siquiera la Corte más grande e importante de la Tierra- puede destruir un derecho dado por Dios. Ese derecho no vino de un Parlamento, y la Corte no tiene autoridad para quitarlo. Esta simple verdad es una de las muchas que el movimiento pro-vida puede reconocer con firmeza.

Cuatro décadas después de esta terrible decisión, estas son otras cuatro verdades que podemos conmemorar, aunque sea señalando un aniversario más de un momento oscuro de nuestra historia:

La tecnología está conectando a las personas con la vida dentro del vientre

Hace cuarenta años, Planned Parenthood (la mayor empresa abortista de los Estados Unidos) podía mentir alegando “trozos de tejido” o “conjunto de células”. Pero el negocio del aborto (en el periodo de 2004-2005 Planned Parenthood tuvo unas ganancias de 900 millones de dólares, sólo con ésta práctica) está teniendo dificultades casi insuperables al tratar de esconder al pueblo estadounidense de que lo que se está matando son bebés. Bebés pequeños, perfectos y sonrientes, con oídos, ojos, y brazos y dedos. Con la aparición de la ecografía en 3D y otros avances tecnológicos, el misterio de la vida antes del nacimiento ya no se oculta en la sombra. Aunque la Corte Suprema haya dicho que “no es una persona”, incluso un niño pequeño puede ver el feto de 13 semanas pataleando en el vientre de su madre y decir “es una persona”.

Los jóvenes se están dando cuenta de la injusticia del aborto

En la portada del Times sobre el caso Roe vs Wade, esta publicación de línea liberal resaltó de manera mesurada que el movimiento pro-abortista está envejeciendo. De forma simultáneaa, el movimiento pro-vida se está volviendo más joven. La última encuesta Gallup señaló que el apoyo al aborto por parte de los jóvenes de entre 18 y 29 años está disminuyendo de forma constante desde 1994. Por el contrario, los jóvenes que quieren prohibirlo en todos los casos es cada vez mayor. Cuando Nancy Keenan (presidenta de la asociación pro-abortista NARAL) recordó el momento en el que salió del Capitol Hill, ante la mirada de miles de personas, dijo: “En ese momento sólo pensé, Dios mío, pero si son tantos y tan jóvenes…”.

Ganamos cuando la gente piensa sobre ello

Las analogías entre el aborto y la esclavitud de hace doscientos años son llamativas. Una de ellas, por supuesto, es que la Corte Suprema en el caso Roe vs Wade trató de “resolver” una división social sobre los derechos civiles como lo hizo su decisión en el caso Dred Scott, en 1857. Otro paralelismo es que utiliza el mismo derecho constitucional ficticio, “debido proceso sustantivo”, para hacerlo. Pero quizá la similitud más llamativa es el hecho de que la abolición de la esclavitud se logró primero en el frente ideológico, exponiendo ésta realidad. Sin los dispositivos con los que contamos hoy en día –Internet, la televisión, los medios de comunicación- los abolicionistas, de manera creativa, utilizaron libros (“La cabaña del tío Tom” de Harriet Beecher Stowe, por ejemplo), folletos, dibujos y discursos para llamar la atención sobre la cruel injusticia que supone la esclavitud. Se dieron cuenta entonces de lo que nosotros ahora con el aborto: Sólo hay que “darle la vuelta”. No tenemos que ocultarlo como los otros tienen que hacerlo. Sólo tenemos que arrojar un poco de luz sobre el asunto para mostrarle a la gente cómo es esta realidad. Perdemos cuando la gente cierra sus ojos ante ello, pero ganamos cuando la gente piensa sobre ello. El otro lado sabe ésto a la perfección, y están temblando de miedo por lo mismo.

La Verdad esta de nuestro lado

Los corazones cambian. Las personas cambian. Las leyes cambian. Algunas veces, en este mismo orden. Pero la Verdad nunca cambia. La vida humana ha sido, y siempre será, merecedora de protección. Esos diminutos corazones palpitantes que se detuvieron cruelmente, esos diminutos pulmones que nunca tuvieron su primera bocanada de aire… Creo firmemente que algún día nuestra sociedad lo verá. Entonces, simplemente diremos que lo reconocimos cuando otros no, y que intentamos ayudarles a ver la luz. Hasta entonces, seguid luchando, seguid escribiendo, seguid hablando, seguid compartiendo y no os desaniméis.

 

Espectacular speech de una niña de 12 años sobre el aborto

Posted by | Líderes Provida, Vídeos | 2 Comments

Lia_Kimberly_story-640x385Rescatamos por su interés y actualidad un vídeo grabado por Lia Mills, cuando tenía tan solo 12 años. Su intervención sobre el aborto no solo sorprendió a sus compañeros de clase, sino que se convirtió en un viral en Youtube.

Ahora mismo Lila tiene 17 años y es una auténtica activista prolife. Puedes serguirla en Twitter: @LiaMills4Life

A ver si aprende rápido español, y la fichamos para grabar vídeos de Arguments. Lo mejor es ver el vídeo…

El aborto, a debate

Posted by | Aborto, Cultura de la Vida, Iniciativas Provida, Recursos provida | No Comments

el aborto a debate

Buenas noticias: ya está disponible en Amazon la edición digital del libro “El aborto, a debate”, de Alejandro Navas. Parece que por fin las editoriales empiezan a ser razonables y no demoran en exceso la versión digital tras la publicación en papel. Y, probablemente, el precio es todavía una noticia mejor. Frente a los 9,5 € de la edición impresa, cuesta 2,05€. Parece que muy pronto estará también disponible en iTunes y en Google Play. Actualizaremos esta entrada en cuanto tengamos novedades.

El aborto a debate”, Alejandro Navas. Versión para Kindle. 1,87 €

El aborto a debate”, Alejandro Navas. Google Play. 2,29€

El aborto a debate”, Alejandro Navas. Versión en papel, 9,5 €

 

Esperanza Puente, rompiendo el silencio

Posted by | 25M, Día Internacional de la Vida, Aborto, Cultura de la Vida, Especiales, Iniciativas Provida, Líderes Provida, Sufrimiento y enfermedad, Testimonios | No Comments

15

Esperanza Puente se sometió a un aborto, de forma voluntaria, hace casi 20 años. Sola y con un hijo pequeño, vio el aborto como única salida a sus problemas. Hoy, Esperanza trabaja de forma incansable en la erradicación del aborto y dedica su tiempo a ayudar a mujeres que han pasado por lo mismo que ella. Ha contado su testimonio en congresos nacionales e internacionales, en colegios, institutos, universidades y foros médicos. Una de las integrantes del equipo de Cultura de la Vida de Arguments ha tenido oportunidad de hablar con ella.

-¿Cuáles fueron las causas que le llevaron a tomar una decisión como es someterse a un aborto?

-La soledad, la falta de información y la falta de tiempo. Me ofrecieron el aborto en 24 horas y en una situación de miedo, no es tiempo para tomar una decisión de ese calibre.

-Son muchos los que defienden el aborto y dicen que es sinónimo de libertad de decisión, ¿la suya fue una decisión plenamente libre?

- No es una decisión libre porque está muy condicionada; siempre hay un condicionamiento por el que la mujer se ve abocada al aborto. Prevalece mucho la presión, no sólo social sino familiar, especialmente del entorno. Y no son muchos los que defienden el aborto, lo que ocurre es que son los que tienen dinero y los que hacen más ruido pero la mayoría de los seres humanos que habitamos en el planeta no apoyamos el aborto.

-¿Tuvo problemas psicológicos después de someterse a este aborto?

-En mi caso tuve problemas desde que se me realizó el aborto. Tuve problemas psicológicos con depresión, con angustia, con ansiedad, mi estado de ánimo era una montaña rusa… Mi vida cambió en negativo. Hay muchas maneras de autolesionarse la mujer después de un aborto provocado, desde somatizar de enfermedades que no tienes hasta “me apetece un vaso de agua y no me lo bebo”. De un extremo a otro se pueden meter cualquier tipo de autolesiones; cada mujer es un mundo. Lo que sí es cierto es que después de un aborto hay muchas maneras de autolesionarse. Yo tardé un año en pedir ayuda.

-Porque de estas consecuencias, que sin duda existen, no se informa a la mujer que va a someterse a un aborto, ¿no?

-No sólo no se informa sino que, a día de hoy, que hay tantos adelantos y no sólo estudios que demuestran que existe el síndrome post-aborto, aún hay profesionales de la psicología y la psiquiatría que aseguran que no pasa nada, que se olvida. La realidad es muy distinta. No es un hecho como el que va a sacarse una muela. Es un hecho traumático, violento, contrario a la mujer, a su esencia como ser humano. Tiene consecuencias sí o sí. Hay mujeres que tardan más, que entran en un proceso de negación que puede durar años y que aparentemente puedan vivir como si no hubiera pasado nada . Eso no les garantiza que en cualquier momento de su existencia puedan sufrir el trauma post-aborto. De hecho, yo me estoy encontrando mujeres que han abortado hace 15 ó 20 años y que han vivido como si no hubiera pasado nada, pero luego el nacimiento de un nieto, todo lo que tiene que ver con bebés, puede romper con ese silencio de conciencia y saltar con toda su virulencia.

-Dice que tuvo consecuencias psicológicas durante muchos años a consecuencia de su aborto. ¿Ha superado ya la muerte de su hijo?

-Sí y no. El síndrome post-aborto ya está superado, tuve que pedir ayuda psiquiátrica y mi diagnóstico fue crisis de ansiedad aguda en grado máximo. Y como las mujeres estamos condenadas al silencio y a la soledad después de un aborto, nos cuesta mucho hablar de ello e incluso contarlo a los profesionales que nos pueden ayudar. Yo tardé 8 meses en contarle al psiquiatra que había abortado y una vez que lo conté la terapia cambió. El síndrome post-aborto lo superé, que es la herida humana. La herida espiritual también porque a fin de cuentas es un hecho tan traumático, que afecta tanto a la mujer en lo más profundo de su existencia, al final la herida espiritual hay que curarla; tanto si tienes fe como si no la tienes. Quiero decir, las mujeres que no tienen fe también tienen herida espiritual porque no somos seres vivientes que pululan por la vida, somos algo más. En el caso de las mujeres que tienen fe es un poquito más fácil porque tienes la esperanza del perdón. En todo caso, Dios tuvo sus tiempos y también esa herida… El duelo por el dolor de esa pérdida es más complicado, superar el duelo por esa pérdida para nosotras, las mujeres que hemos sufrido un aborto, es un poquito más complicado porque no lo hemos visto, no lo hemos tocado, no lo hemos personalizado pero sí tenemos la certeza absoluta de que ha existido. Y el duelo a veces se atasca un poco más. No superarlo y que se atasque forma parte de la autolesión. Es decir, de alguna manera tengo que tener algo que me haga daño, que me duela… Yo estoy en fase de terminar de superar el duelo, de hecho durante muchos años de haber superado el síndrome post-aborto, el duelo lo tenía perfectamente atascado. Un profesional en un congreso me dijo: “Tú el duelo no lo has pasado”. Y lo le dije: “Pues va a ser que no”. “Pues hay que pasarlo porque eso es un dolor que está ahí interno, que duele y que hay que curarlo”. Yo en mi caso, gracias a Dios, lo estoy curando. Que he perdido un hijo o que tengo un hijo muerto, eso nunca se olvida

-Hace unos años acudió a la ONU, donde expuso su caso. Este fue el primer testimonio de este tipo ante un organismo internacional, ¿cómo fue la experiencia? ¿Cree que su testimonio ha influido en la ONU en relación a las leyes que regulan el aborto?

-Fue increíble, no tengo palabras para describirlo. Fui con un discurso preparado con mi testimonio. No estaba previsto que yo lo diera. Una senadora americana me dejó tiempo de su tiempo para que pudiera dar ese pequeño discurso. Yo no me desprecio, pero allí me sentía como una hormiga en medio de elefantes. Fue increíble. Fue una experiencia que me ayudó a decidir que yo voy a ir a donde quiera que me quieran escuchar para contar esa otra realidad del aborto que tanto se quiere quitar. No sólo los que defienden el aborto, los que defienden la vida hacen una labor estupenda en todo el mundo, pero hay que darle más cobertura a las mujeres que han sufrido un aborto. Hay que contarle al mundo lo que pasa después y somos muy pocas a nivel mundial por lo que le he dicho antes, por la dificultad para hablar de ello, por la vergüenza, por el dolor, por la culpa. Hay que ayudar a las mujeres y hombres a dar testimonio para que el mundo se entere de que el aborto es un hecho traumático y es un dolor que hiere profundamente al ser humano y que tiene consecuencias para todos. La primera víctima es el niño por nacer que se muere, pero detrás de él va la madre, el padre, los hermanos, los abuelos, el entorno laboral de la mujer… Al final, a la sociedad en general le acaba afectando que seres humanos mueran de esa manera.

-Es evidente que el aborto afecta a muchas personas y, sin embargo, en nuestro país, las cifras indican que el año pasado, alrededor de 120.000 mujeres se sometieron a un aborto. Es evidente que el número de abortos se ha multiplicado en España en los últimos años. ¿Cómo cree que puede ponerse fin a esto?

-Las cifras son cifras oficiales que ya es una barbaridad. Las cifras extraoficiales superan con creces esa cifra. Lo que hay que hacer es hablar de lo que pasa, concienciar a la ciudadanía. Las leyes pueden cambiar o no y es verdad que las leyes son pedagógicas pero es verdad que la ciudadanía se ha acostumbrado. Se ha asociado “está en la ley, es bueno”. A lo largo de los años, sobre todo en los últimos 50 años, los que defienden el aborto son menos pero hacen mucho ruido y han hecho el mal muy bien hecho y han conseguido que las sociedades acepten el aborto como algo que no pasa nada. Hay que romper eso pero del tú a tú; con el de al lado, con los hijos, con la familia. Hay que hablar con la verdad que es muy distinta. La realidad en la que nos vemos involucrados las mujeres y hombres que participamos en un aborto no tiene nada que ver con lo que nos cuentan.

-En este sentido, ¿tiene constancia de alguna mujer que iba a abortar y no lo ha hecho después de escuchar su testimonio?

-Sí. Es muy duro contar el testimonio y es muy duro hablar con chicas y que luego pasen por un aborto. Pero es una satisfacción saber que hay mujeres que, gracias a tu testimonio, han decidido no abortar y están felices con sus hijos. Es una satisfacción para seguir luchando y seguir adelante en esta labor de intentar hacer las cosas, de hacer el bien.

Maternity, una apuesta por la mujer y la maternidad

Posted by | 25M, Día Internacional de la Vida, Aborto, Cultura de la Vida, Especiales, Iniciativas Provida, Líderes Provida, Testimonios, Vídeos | 2 Comments
maMiguel Ángel Maestre, miembro de la Junta Directiva de la asociación Maternity:
“Nuestro objetivo es que ninguna mujer se vea obligada a renunciar a su maternidad por falta de medios”

María M. Orbegozo.- Empezó a trabajar en defensa de la mujer y la maternidad en marzo de 2000. Hasta hace cuatro años, fue secretario de la asociación Provida Vizcaya y, desde junio de 2010, se embarcó, junto con otros voluntarios, en el desarrollo de una asociación de ayuda a la mujer embarazada, Maternity. A sus 30 años, Miguel Maestre es Socio Fundador de una organización cuyo principal objetivo consiste en asistir a mujeres que, por diversas circunstancias, ven en el aborto su única salida.

- Miguel Ángel, Maternity nació hace escasos cuatro años. ¿Cómo surgió la iniciativa de crear en Bilbao una organización de ayuda a la mujer embarazada, si ya existían asociaciones como Provida Vizcaya?

- La iniciativa surgió para poder dar una respuesta mayor a las mujeres que estábamos atendiendo en Provida. Nos dimos cuenta de que la cobertura que dábamos era muy poca y que había que crecer. Las chicas que visitaban nuestro centro, veían en el aborto su única salida porque estaban atravesando situaciones económicas o personales muy duras. Fue entonces cuando pensamos que había que ayudarles dándoles la mano e intentando solucionar sus problemas, para que se vieran con fuerzas de seguir adelante con el embarazo.

- ¿Cuáles son los principales objetivos que tiene Maternity?

- El principal objetivo es que ninguna mujer se vea obligada a renunciar a su maternidad por falta de medios. La Administración da unas respuestas que creemos que no son las idóneas, por eso queremos dar una oportunidad a aquellas mujeres que desean continuar adelante con el embarazo, ofreciéndoles todos los medios que estén a nuestro alcance. Es por eso que en Maternity desarrollamos tres puntos importantes: el acompañamiento -acompañar a estas mujeres en el proceso de su embarazo, hasta el momento de dar a luz y posteriormente-, la formación profesional -les ofrecemos formación profesional, de tal forma que ésta les dé posibilidades de acceder al mercado laboral, para poder mantener a su futura familia-, y  la acogida, porque son muchas las mujeres que, antes un embarazo inesperado, y la falta de apoyo de su pareja o de su familia, no tienen a dónde ir. Desde nuestra organización también gestionamos pisos de acogida a las mujeres que lo pudieran necesitar.

- ¿Quién saca adelante la labor de Maternity?

- Nuestra asociación se apoya principalmente en las madrinas. Decidimos llamarlas así por otros proyectos similares que hay en España. Son personas voluntarias, tanto hombres como mujeres, que dedican su tiempo a acompañar a estas chicas durante el embarazo, acompañarles al ginecólogo, cuidar de los niños mientras trabajan o estudian. En definitiva, hacer el papel de madrinas. Por otro lado, también están las personas que colaboran económicamente, con una cuota mensual.

- Las mujeres que están atravesando circunstancias difíciles y que, en consecuencia, ven en el aborto su única salida, necesitan también ayuda y apoyo profesional. ¿Quién trata los distintos casos que llegan a vuestra asociación?

- Contamos con la ayuda de personas relacionadas con el mundo sanitario:  médicos, enfermeras, ginecólogos. También tenemos psicólogos, porque la tensión que sufren muchas mujeres que acuden a nosotros es muy grande. La labor de los juristas que colaboran con Maternity también es fundamental, pues algunas mujeres tienen problemas con la regularidad de sus papeles o están viviendo un proceso de separación o han sufrido violencia. Hay profesionales de muy diversos campos.

- Imagino que las ayudas que ofrece la asociación conllevan un coste económico importante. Siendo una entidad sin ánimo de lucro ¿cómo sufragáis estos gastos?

- No contamos con ninguna subvención pública -esto facilita que seamos independientes- así que nuestra labor se sostiene con la ayuda y la generosidad de las madrinas y los socios. También recibimos donaciones particulares de personas que quieren apoyar a la mujer y a la maternidad.

- ¿Qué protocolo lleváis a cabo cuando atendéis a las mujeres?

- Primero les hacemos una entrevista para evaluar la situación en la que están, ver cuáles son los puntos en los que tiene dificultad e intentar solucionarlo porque, en la mayoría de los casos, el principal problema no es el embarazo sino lo que hay alrededor. Muchas de ellas son mujeres sin formación, que han perdido su empleo, o que sufren maltrato por parte de la pareja, o falta de apoyo en la familia. Una vez que analizamos la situación personal de esa chica en concreto -cada una es distinta-, llevamos a cabo soluciones: a la que no tiene trabajo, buscárselo; a la que no tiene formación, dársela; a la que le han echado de casa, buscarle un sitio en el que esté temporalmente, hasta que de a luz… etc. Siempre teniendo en cuenta que “No hay que darles el pescado, sino enseñarles a pescar”.

- ¿Cuál es el perfil más común de las mujeres que solicitan vuestra ayuda?

- No tenemos un perfil muy concreto. Vienen mujeres de todo tipo: las hay más jóvenes y un poco mayores, inmigrantes y españolas. Pero todas tienen un denominador común: afrontan un embarazo en soledad.

- Desde que fundaste Maternity, son muchas las mujeres que se han dado una oportunidad a sí mismas y a sus bebés. De entre todos estos casos, ¿alguno te ha impresionado de modo particular?

- Hay un caso que me impresionó mucho. Las asistentas sociales nos remitieron a una madre que vino a vernos. Embarazada y con un hijo de dos años, vivía en un piso de alquiler y la iban a desahuciar. El niño estaba enfermo y no recibía ningún tipo de atención médica pues alegaban que era una mujer en situación irregular. Nos confesó que, para poder llegar a fin de mes, se prostituía. Me sorprendió que en pleno siglo veintiuno, en una sociedad como la nuestra, una persona tenga que recurrir a esta forma de ganarse la vida para poder llegar a final de mes y que la Administración no sea capaz de dar una respuesta, teniendo que ser nosotros, una entidad privada, la que tenga que ayudarla para poder salir adelante.

- ¿Son muchas las chicas que alegan dificultades económicas?

- Sí. Por desgracia, la mayoría de los casos que atendemos  son de mujeres que quieren seguir adelante con su embarazo pero que se encuentran en una situación económica que no se lo permite.

- ¿Cómo pueden las mujeres contactar con Maternity?

- Estamos intentando dar más visibilidad a la organización, sobre todo en asistencias sociales. Lo  más eficaz es a través de Internet, donde nos encuentran muchas de ellas. Además, Maternity está en contacto con la línea de atención a la mujer, que remite a las chicas a nuestra asociación.

- ¿Cómo se puede colaborar con Maternity?

- Hay dos maneras de colaborar. La primera es haciéndote madrina y amadrinando a las madres con tu tiempo.  Otro modo de colaborar es de forma económica, con una cuota de socio. Se colabora con 10 € al mes -siendo socio- y las madrinas con 50 € en adelante. Este año también hemos hecho un calendario solidario con el que hemos recaudado fondos.

- Un calendario original, cuanto menos, y que ha tenido una muy buena acogida entre la gente. 

- La verdad es que sí. La asociación de moteros de Bizkaia, Moto Makinas, posó con varios bebés de madres que hemos ayudado en Maternity. Quedó muy simpático y a la gente que le ha gustado mucho. Vendimos todos los ejemplares en un solo día.

- A corto plazo ¿tenéis alguna actividad en mente?

- Uno de nuestros objetivos es seguir creciendo, para llegar a todas esas mujeres que nos necesiten. Maternity nació en Bilbao, pero hemos ido abriendo centros en Guipúzcoa, Álava, Zaragoza, Huesca, Barcelona y Lérida.

- En estos cuatro años de vida, ¿cuántas mujeres han decidido seguir adelante con el embarazo, gracias a vuestra ayuda?

- Hemos ayudado a unas 600 mujeres a ser madres. Son cifras que nos animan a seguir adelante, para que ninguna mujer se vea en la obligación de abortar por falta de medios o de apoyo.

Para terminar, os dejamos un simpático vídeo que han creado en Maternity para promocionar la asociación.

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho” (Miguel de Cervantes)

Posted by | 25M, Día Internacional de la Vida, Aborto, Cultura de la Vida, Especiales, Estudios, Iniciativas Provida, Investigación, Recursos provida, Testimonios | No Comments

Hoy, Día Internacional de la Vida, es una buena ocasión para hacerse cargo de la necesidad de formarse en el campo de la Cultura de la Vida. En Arguments os proponemos una serie de lecturas imprescindibles para acercarse un poco más a esta realidad.

1.Rompiendo el silencio”, de Esperanza Puente.

2.El aborto a debate”, de Alejandro Navas.

3.Comunicación materno-filial. Vínculo de apego”, de Natalia López-Moratalla y Enrique Sueiro.

4.El embrión ficticio. Historia de un mito biológico”, de Gonzalo Herranz.

5.Único”, de Alison Allen-Gray

6.Gianna: abortada, vivió para contarlo”, de Jessica Shaver Renshaw.

7. El libro electrónico que Arguments.es ha creado en colaboración con Aceprensa. Disponible en iTunes (gratuito) y en Amazon (0,89 céntimos).

8. “La vida humana naciente, 200 preguntas y respuestas”, Justo Aznar Lucea

9.Diario desde NYC”, de María M. Orbegozo.

10. App Provida de Arguments para Apple y Android. (Gratis). Aquí encontrarás lo mejor de lo mejor.

¿Y si Obama fuera provida?

Posted by | 25M, Día Internacional de la Vida, Aborto, Cultura de la Vida, Especiales, Iniciativas Provida, Líderes Provida, Vídeos | No Comments

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería el discurso de Barack Obama si apoyara la vida del no nacido?

Durante la rueda de prensa posterior al tiroteo en la Escuela Primaria Sandy Hook, en Connecticut, Obama transmitió su tristeza y condenó este hecho trágico. Sin cambiar una coma, su discurso se podría aplicar a una realidad que, sólo en Estados Unidos, se cobra 3.700 vidas diarias.

Podéis encontrar la transcripción del vídeo al final del post.

OBAMA: Tenían toda la vida por delante… Cumpleaños, graduaciones, bodas, hijos propios.

LETRAS: En su discurso  con respecto a la muerte de los 20 niños en la escuela de Newton, Connecticut la semana pasada, el presidente Obama ha ofrecido un esbozo del activismo provida, a todos los americanos

El presidente que más ha respaldado el aborto a lo largo de toda la historia, habla con el corazón roto sobre la muerte de los niños pequeños, con su discurso muestra un modelo a seguir por los defensores de la vida de todo el mundo.

OBAMA:  Esta es nuestra primera tarea, cuidar de nuestros hijos. Nuestro primer trabajo. Si no hacemos eso bien, no podremos hacer bien ninguna otra cosa bien. Por esto es por lo que nos juzgarán como sociedad.

En ese respecto ¿Podemos decir, verdaderamente como nación, que estamos cumpliendo con nuestras obligaciones? ¿Podemos decir honestamente que estamos haciendo suficiente para proteger a nuestros hijos? A todos ellos… A salvo de cualquier daño… ¿Podemos decir verdaderamente que estamos ofreciendo a todos los niños de este país , la oportunidad de vivir sus vidas?

He estado reflexionando sobre esto los últimos días, y la respuesta es no… No estamos haciendo suficiente.  Tenemos que cambiar.

No podemos tolerar esto durante más tiempo. Estas tragedias deben terminar, y para terminar con ellas debemos cambiar. Se nos ha dicho que las cosas que causan violencia son complejas, y es cierto. Ni una sola ley, ni un conjunto de leyes podrán erradicar el mal en el mundo o prevenir cada acto de violencia sin sentido en nuestra sociedad. Pero eso no puede ser una excusa para la inactividad. Seguro que lo podemos hacer mucho mejor que esto.

Si tan solo hubiera un camino que pudiéramos tomar para salvar a un niño… Ten por seguro que tenemos la obligación de intentarlo. En las próximas semanas usaré cualquier poder que tenga para comprometer a mis ciudadanos: desde los médicos, padres o educadores,  para prevenir otra tragedia como esta.  Porque ¿qué otra opción tenemos? No podemos aceptar este tipo de eventos como si fueran parte de la rutina. ¿Estamos realmente preparados para decirle al mundo que somos poderosos teniendo frente a nosotros semejante carnicería?

Aunque la política sea muy dura, ¿estamos preparados para decir que semejante violencia visitará a nuestros hijos año, tras año, tras año? ¿De alguna manera este es el precio de nuestra libertad?

 

Soy feminista, de izquierdas… y provida

Posted by | 25M, Día Internacional de la Vida, Aborto, Cultura de la Vida, Especiales, Iniciativas Provida, Líderes Provida, Testimonios | No Comments

15810_isabel_gomez_fue_cabeza_de_lista_de_las_cup__izquierda_radical__en_terrassa

Al contrario que en otros países, como Estados Unidos, en España aún existe el tópico de que ser provida implica ser de derechas, católico y conservador. Sin embargo, hay personas como Isabel Gómez que lo refutan. Independentista, y de la izquierda catalana más radical, esta ex candidata a la alcaldía de Terrassa por las CUP (Candidatura d’Unitat Popular) se declara antiabortista.  Considera que “el aborto es violencia patriarcal y adultista”  y que constituye “el gran fracaso del feminismo y de nuestra sociedad”.

Gómez afirma que la gran contradicción que existe en nuestra sociedad es ser de izquierdas y no dar voz a los que no la tienen en un embarazo. Insiste en que “en la lucha por los derechos de los que no tienen derechos ni voz, hay que tomar partido por el más débil, y en un embarazo, éste es el feto, no el adulto”

También anima a reabrir este debate dentro de la izquierda independentista, pues cree que éste no debe ser un tema tabú. “Una comunidad humana que se pretende libre, sana, madura y democrática debe permitir que tengan cabida todo tipo de debates, sin prejuicios, ni confrontaciones dialécticas violentas, ni posicionamientos dogmáticos, ni silencios forzosos”.

Ojalá demos pasos para que sea así. Gracias por tu testimonio, Isabel.