12 ideas para apoyar #CadaVidaImporta y el #22N

By | Aborto, Cultura de la Vida, Iniciativas Provida, Marcha por la Vida, Prolife, Provida, Uncategorized | No Comments

12 ideas #CadaVidaImportaEl próximo sábado 22 de noviembre de 2014, a las 12.00 pm, tendrá lugar en Madrid la manifestación #CadaVidaImporta, “Por la vida, la mujer y la maternidad”. No es solo cuestión de números, dentro de unos años te gustará poder decir: “yo estuve allí y fui parte del cambio”. Recogemos a continuación 12 ideas para apoyar #CadaVidaImporta, tanto para los que asistirán a la manifestación, como para los que no puedan desplazarse ese día.

  1. Anima a tus amigos y familiares a asistir a la manifestación.
  2. Ayuda económicamente a la organización de la manifestación.
  3. Difunde el evento en redes sociales desde tus perfiles, y participa en las quedadas que se organicen estos días en las redes.
  4. Sigue y retuitea a @CadaVidaImporta. Atento al hashtag oficial para el día de la manifestación. (Y no lo empieces a utilizar hasta la hora prevista).
  5. Suscríbete al canal de Youtube y dale a “me gusta” a los vídeos. Los comentarios positivos también se agradecen :)
  6. Dale a “me gusta” a la página en Facebook.
  7. Sigue la cuenta de Flickr, y difunde las fotografías.
  8. Descarga la App CadaVidaImporta y deja comentarios positivos en la App Store o en Google Play.
  9. Escribe cartas a los directores de periódicos explicando la necesidad de defender cada vida humana.
  10. Conoce las asociaciones en tu entorno que defienden la vida y protegen y ayudan a la mujer y a la maternidad, y colabora con ellas.
  11. Adhiere tu asociación u organización a la manifestación,
  12. Si tienes sugerencias para la manifestación puedes enviarlas a info@cadavidaimporta.es. Y no te olvides de mirar la web oficial para estar al tanto de todas las novedades.

Y otro gran medio de ayudar es difundir estas 12 ideas para apoyar #CadaVidaImporta :)

#22N #CadaVidaImporta

By | Aborto, Cultura de la Vida, Iniciativas Provida, Marcha por la Vida, Provida | No Comments

#CadaVidaImportaEl próximo sábado 22 de noviembre de 2014 habrá una manifestación provida en Madrid con el lema #CadaVidaImporta. Por la vida, la mujer y la maternidad. Se espera que sea una de las movilizaciones sociales más importantes de la historia democrática de España.

El 17 de octubre de 2009, bajo la presidencia en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, hubo una manifestación similar. En aquel momento, el Partido Popular, que estaba en la oposición, se sumó a la convocatoria. Ahora, cinco años después, y gobernando con mayoría absoluta, los populares han incumplido su promesa electoral de reformar la Ley Aído, que convertía el aborto en un derecho. La retirada del anteproyecto de ley de Gallardón, que dimitió tras sentirse engañado por su propio gobierno, generó una gran frustración entre los defensores de la vida.

Todas las asociaciones provida se han adherido a esta convocatoria renunciando a cualquier tipo de protagonismo personal. Se ha creado una página web especial para este evento, en la que puedes encontrar información útil, apuntarte para ir en autobús desde diversas ciudades de España, etc.

También se ha creado una App gratuita “Cada Vida Importa”, disponible para dispositivos Apple y Android, con información, recursos y consejos para la manifestación.

El recorrido de la manifestación será desde la Glorieta Ruiz Giménez (Metro San Bernardo) hasta la Plaza de Colón.

Recorrido-22N

La defensa de la vida corresponde principalmente a la sociedad civil. Nos corresponde a ti y a mí. Y no podemos desentendernos. Todos a Madrid, porque #CadaVidaImporta.

Alternativas al aborto: una casa de acogida para madres gestantes

By | Uncategorized | No Comments

alternativas-al-aborto-rosario-alvarez

Una de las cuestiones fundamentales en la defensa de la vida es ofrecer alternativas al aborto. Rosario Álvarez dirige el centro Materno-infantil “Ave María” (Salamanca), que brinda apoyo a mujeres embarazadas que se encuentran en situaciones personales delicadas. El próximo sábado 15 de noviembre de 2014, compartirá sus experiencias en el Coloquio Familia y Vida, que se celebrará en el Colegio de Médicos de Pamplona. 

1. Es un hecho innegable que el debate sobre el aborto se ha polarizado. Unos alegan que hay que defender el derecho a la vida del inocente y proteger a las mujeres del negocio del aborto; y otros piensan que la mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo y su vida. ¿Cree usted que las ayudas a la maternidad “no deseada” pueden ser un punto en común entre ambas posturas?

Está claro que la mujer adulta tiene derecho a decidir sobre su propio cuerpo y tomar las decisiones que considere conveniente para su propia vida, asumiendo las responsabilidades que de ello se deriven; pero no puede decidir sobre la vida  que lleva dentro ya que “es ser humano en sí mismo, en todas las fases del ciclo biológico, desde la concepción hasta la muerte” y esto no es una teoría, sino una evidencia científica. Por tanto, no se le pude quitar a ese bebé que lleva dentro el primer derecho: la vida.

Creo que ante un embarazo inesperado, la mujer tiene derecho, desde la comprensión de la situación personal, profesional o familiar que esta realidad le pueda ocasionar, a ser animada  a acoger la vida del hijo que lleva dentro, invitada a tomarse tiempo de reflexión, animarla a ver que lo que hoy puede parecer como una situación sin salida, mañana seguramente lo puede mirar desde una óptica diferente. También debe ser informada de otras opciones.

Y desde luego, lo que me parece es que es un deber ineludible de los profesionales, en el caso de que la mujer persista en su deseo de abortar, el de que sepan la verdad  de este procedimiento  y sus consecuencias físicas, psicológicas y emocionales, que probablemente  marcarán sus vidas para siempre.

2. Usted trabaja en un centro que brinda ayudas a la mujer que quiere seguir adelante con su embarazo, pero se cree incapaz por diversos motivos. ¿Por qué abortan las mujeres en España?

La amplia mayoría de las mujeres que llegan a nuestro centro –se han ido modificando los perfiles- vienen con la idea de seguir adelante con su embarazo, con lo que no tenemos que abordar -salvo excepciones- el tema del aborto. Quizás  nuestra intervención  en este momento incide más en ayudarles a interiorizar lo que supone la maternidad como fuente de alegría; mediante la que va a adquirir nuevos derechos y responsabilidades. Desde mi experiencia de 13 años al frente del centro, he visto que para  un buen número de las mujeres que han pasado por el mismo, el bebé –aunque parecía que no venía en el momento “oportuno”- ha sido el motor que les  ha dado  coraje y fuerza para seguir luchando, para superarse y para lograr metas a veces insospechadas.

En cuanto al porqué de tantos abortos, es difícil realizar una valoración rápida ya que cada mujer tiene  su problemática  particular. Pero me atrevo a señalar varios factores que quizás puedan tener que ver: la falta de formación afectiva-sexual en los jóvenes, que les lleva a mantener relaciones de riesgo con parejas “del momento”; el hedonismo de nuestra sociedad, cuyas motivaciones se inclinan más a la comodidad, a lo que apetece en cada momento, que a la valoración del ser humano en toda su dignidad y grandeza; el individualismo que nos lleva a la soledad (las mujeres se sienten a veces muy solas ante esta situación) y por supuesto la desinformación de lo que el aborto supone.

Por otra parte, entiendo que los gobiernos deben potenciar más la familia, mediante políticas  que favorezcan las familias y que ayuden a la conciliación de la vida familiar y laboral.

Me gustaría aprovechar este momento para hacer un llamamiento a todas las asociaciones provida para que continúen apostando por la vida aún en circunstancias complicadas, siendo consciente de que nuestra ayuda debe ir más allá de evitar el aborto. La mayoría de las mujeres que acuden a  nuestros servicios, necesitan una ayuda posterior, que pasa en no pocas ocasiones en  intervención educativa con las madres, para que el niño tenga de verdad una vida digna.

3. ¿Qué pasa cuando la mujer aborta? ¿Todavía hay esperanza?

Creo que siempre  hay esperanza. Las  mujeres que ingresan en el centro –la mayoría han buscado un segundo embarazo- que han vivido esta experiencia, necesitan atención especializada. Pero como según el programa del Coloquio, uno de los ponentes tratará este tema, creo que pueden aportar mucho al estar más especializados en este tema.

4. Cuéntenos sobre su labor. ¿A qué se dedica? ¿Qué ayudas ofrece?

Nuestro Centro nace con la vocación de ayudar a mujeres gestantes o con hijos menores a cargo en grave riesgo de exclusión social. Se abre en 1949, por el sacerdote  español don Doroteo  Hernández Vera que, ante un hecho desgraciado  con una joven estudiante de  Salamanca, cree que la Iglesia debe dar respuesta a  este tipo de problema. Con los cambios de la sociedad española  más compresiva  con estas situaciones, los perfiles de las mujeres se han ido modificando; pero nunca han faltado casos que atender.

Lo que se les ofrece es la acogida abierta dentro de un ambiente familiar en el se puedan sentir queridas y seguras, sus hijos puedan crecer sanos, y un Proyecto Educativo Integral adaptado a cada  necesidad, mediante el que puedan  alcanzar la formación necesaria que les permita tener una vida autónoma con su hijo. Contamos con un Equipo  Educativo, que cuenta con una larga experiencia en este campo al que tengo la suerte de pertenecer.

La entidad que durante todos estos años ha gestionado el Centro es el Instituto Secular “Cruzada Evangélica”, Instituto fundado por don Doroteo Hernández, y en cuya acta fundacional figura “atender a mujeres en situaciones especialmente delicadas”.

5. ¿Qué le diría a una mujer que se esté planteando abortar y esté leyendo esta entrevista?

Antes de nada, tomarse tiempo, no precipitarse ni ceder a presiones ni soluciones rápidas.  Buscar la ayuda de profesionales especializados, que les informen de verdad sobre lo que supone un aborto y sus consecuencias. Decirles que siempre hay una  esperanza, que existen numerosas mujeres que en situaciones similares salieron adelante.

Desde mi experiencia en este centro decirles también lo que he vivido y vivo cada día con mujeres que vienen a nosotros y que han abortado y que han buscado otro embarazo como forma de liberarse del peso y el recuerdo de lo que han vivido. Todas nos han manifestado que si se hubieran encontrado alguien que de verdad les hubiera informado o ayudado a reflexionar, no lo hubieran hecho. Vemos mucho sufrimiento como consecuencia de todo esto y creo que esto lo debemos saber, aun prescindiendo de toda idea religiosa y moral.

Entiendo que al menos las mujeres tienen derecho a saber todo esto antes de tomar una decisión.

Logotipo de la plataforma Salvemos a las Dos

¡Salvemos a las dos!

By | Iniciativas Provida | No Comments

¡SALVEMOS A LAS DOS! Así se encabeza la cuenta de Facebook que está haciendo furor en Perú. Lleva ya casi setenta mil “Me gusta” de los cuales la mayoría pertenecen a jóvenes entre 18 y 24 años según las estadísticas de la red social.

¿Os acordáis del Ice Bucket Challenge? Sí, sí, esa campaña que nació en verano para recaudar fondos de investigación sobre la ELA y que se convirtió prácticamente en una fiesta publicitaria con famosos echándose cubos de agua helada encima. Pues esto es lo que proponen los de SALVEMOS A LAS DOS desde sus páginas de Facebook y Twitter. Y llevan un éxito increíble con un montón de fotos en las redes sociales y una cobertura mediática enorme. Tanto que hasta el FBC Melgar, un equipo de futbol de primera en Perú ha querido cumplir el reto y se han hecho fotos que ahora están en las páginas de SALVEMOS A LAS DOS.

Cómo hacerse una foto para Salvemos a las Dos

Por cierto, el proyecto ha surgido en Arequipa, el Departamento de Tacna; una región fronteriza con Chile y Bolivia al sur de Perú. La idea surgió para luchar contra el Protocolo de Aborto Terapéutico (PAT) que se implantó en Perú durante el verano. Este protocolo sugiere el aborto en una lista de patologías de la madre. Pero, curiosamente, todas estas patologías pueden ser tratadas actualmente por la medicina lo que ha llenado de sorpresa a un importante número de peruanos (entre los que están los de esta asociación). Tal es el estupor que la Conferencia Episcopal Peruana ha pedido sus datos a dos hospitales del país (Hospital Cayetano Heredia e Instituto Nacional Materno Perinatal) y ha publicado que los hospitales  no han realizado ningún PAT  con estas patologías. Increíble.

No me olvidaré de dejaros aquí las cuentas de Facebook y Twiter. Os aconsejo vivamente echar un vistazo a las fotos que han enviado a la cuenta de Facebook de SALVEMOS A LAS DOS y por si a alguien le da envidia os dejo aquí las fotos con las que os podéis hacer una selfie para Facebook y para Twitter.

https://www.facebook.com/salvemosalas2

Imagen para Facebook de Salvemos a las Dos

 

https://twitter.com/SalvemosALas2

Imagen para Twitter de Salvemos a las Dos

Querida yo

By | Cultura de la Vida, Prolife, Provida, Uncategorized | No Comments

pasado-futuro-presenteQuerida yo,  dentro de unos años:

No sé que me habrá deparado el futuro. Espero que seas una mujer de provecho que intenta dar el 100% en todos los ámbitos de su vida. Y digo “intenta” porque esto es una lucha constante.

Ahora, a mis/tus 24 años,  estás a favor de la vida y defiendes los derechos de la mujer y del concebido. Pero hay un tema que me preocupa, ¿seguirás siendo así en el futuro?

No sé si esto te parecerá absurdo o no, pero me he dado cuenta de que hacia los 30 empieza a gestarse en el interior de las personas una especie de apatía vital. Los más idealistas, los soñadores, los que gritan alto y fuerte por sus derechos empiezan a perder voz. ¿Acaso han perdido la ilusión, los sueños o la esperanza de conseguir un mundo mejor? Si crees que te pasa eso, trae a tu memoria aquella canción de Simon  & Garfunkel “The sound of silence”. La letra dice que, en algún momento, la oscuridad planta su semilla  y se va comiendo las ilusiones de cada uno. Si llegas a  encontrarte en ese estado de apatía, de desesperanza, te ruego que despiertes. No permitas que el silencio se apodere de ti. Porque si tú no das voz a los que no la tienen, ¿quién lo va a hacer? Seguro que estás ocupadísima, al igual que otros muchos millones de personas, pero si no empiezas por cambiarte a ti misma, ¿quién lo hará? ¡Sal de esa oscuridad!

Hablemos de verdad. Nos hacemos llamar provida, pero eso hay que llevarlo a otro nivel. Tenemos que hacerla nuestra y llevar esa verdad a las personas, para que el día de mañana no te preguntes, ¿por qué dejé de defender mis ideales? Lo mismo pasó con la abolición de la esclavitud, nadie apostaba por ello hasta que un hombre llamado Martín Luther King dijo que tenía un sueño. Tú no preguntes por quién doblan las campanas.

Puedes colaborar de muchas formas: habla con los que te rodean, en el trabajo, en la peluquería, colabora como voluntaria en alguna asociación -las hay muchas y de muy diversos tipos- o, simplemente, participa en una manifestación y haz que se oiga la voz de quienes no la tienen.  Toda aportación, por pequeña que sea, siempre será mejor que no hacer nada.

No me alargo más. Antes de despedirme, sólo quiero recordarte una idea extraída de  la película de Amazing Grace, grábatela, no la olvides:

“Somos demasiado jóvenes para  darnos cuenta de que algo es imposible, ¡por eso lo haremos!”.

Entrevista a Gonzalo Herranz, médico experto en Ética Médica

By | Aborto, Cultura de la Vida, Eugenesia, Iniciativas Provida, Líderes Provida, Prolife, Provida, Sufrimiento y enfermedad | No Comments

Gonzalo HerranzGonzalo Herranz es Profesor Honorario de Ética Médica del departamento de Humanidades Biomédicas de la Universidad de Navarra. Nacido en 1931, estudió Medicina en Santiago de Compostela y Barcelona. Realizó la formación de post-grado en Barcelona, Tübingen y Bonn. Catedrático desde 1970, de Histología y Anatomía Patológica (Universidades de Oviedo y Navarra). Vicerrector de la Universidad de Navarra entre 1974 y 1978 y decano de la Facultad de Medicina (1978-1981). Miembro del Consejo Directivo de la Academia Pontificia para la Vida (1994). Miembro del Comité Internacional de Bioética de la UNESCO (1996). Recibió el Premio Médico Humanista del Año de España (1995). Experto en diferentes ocasiones (1986, 1987, 1989, 1991) ante el Parlamento Europeo (Bruselas y Estrasburgo) y presidente de la Comisión de redacción del Código de Ética y Deontología Médica de España.

1. Fue miembro del Comité de Bioética para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). ¿Podría explicarnos brevemente en qué consiste? ¿Cuándo surgió?

Es un Comité muy internacional que, desde 1993, trata de dar criterios válidos para todo el mundo sobre asuntos de bioética. Mi presencia en ese Comité fue breve, pero intensa. Acudí en 1997 como delegado de la Santa Sede para participar en los debates que llevaron a la promulgación de la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos, un documento de extraordinaria importancia y que ha tenido mucha influencia.

2. ¿Cuáles han sido los principales retos que han perseguido a la hora de defender la vida desde dicho comité?

El reto venía de atrás. No se puede olvidar que la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la Naciones Unidas, de 1948, no es tan universal como su título indica: ni ella ni los demás documentos de la ONU reconoce derechos a los no-nacidos. Por definición, todos nacemos iguales; pero, para ser titular de derechos humanos, hay que haber nacido. Es trágico: como fetos carecemos de derechos humanos.

3. La crisis económica de nuestro tiempo ha causado grandes estragos en la sociedad. Sin embargo, no es menos cierto que la ausencia de valores también nos está perjudicando gravemente. ¿Le parece que también nuestros organismos internacionales adolecen de este achaque? ¿Es falta de conciencia o falta de consenso?

Los grandes organismos internacionales son muy complejos. Es muy difícil poner a todos de acuerdo: los consensos se alcanzan con muchas dificultades y muchas limitaciones. Está, sin embargo claro, que esos organismos van imponiendo tenazmente políticas de control de nacimientos, instando a los gobiernos a subvencionar la contracepción y el aborto.

4. ¿Considera que es la falta de claridad un defecto habitual a la hora de defender la vida, especialmente por los especialistas en bioética?

La claridad no falta. Los bioéticos tienen sus ideas muy definidas. Están polarizados: o defienden la vida o la minusvaloran y desprecian. No hay términos medios. Falta un fondo moral común, y abunda el desdén de unos por otros. A mi parecer, la bioética está bastante echada a perder porque lo bioéticos saben muy poca biología y prefieren ser más brillantes que rigurosos.

5. ¿Qué mensaje querría dar a los más pesimistas cuando se trata de apoyar,  implicarse, hacer que las propuestas ciudadanas lleguen a las clases políticas, que a veces nos resultan demasiado lejanas?

El mensaje es, para mí, claro: para influir en la sociedad hay que meterse en los parlamentos, en los medios de comunicación, en las sociedades científicas. Es tarea de los individuos. Y es tarea de grupos: hacen falta partidos políticos nuevos, grupos de presión serios, ONGs fuertes. Hay que meter levadura en la masa.

Vídeo del Coloquio Familia y Vida

By | Cultura de la Vida, Iniciativas Provida, Líderes Provida, Provida, Testimonios, Vídeos | No Comments

Acaba de estrenarse el vídeo presentación del Coloquio Familia y Vida.

“La defensa de la vida es, en gran medida, la defensa de los embriones. Los científicos crearon una imagen empobrecida del embrión y se la dieron a los filósofos y teólogos; y estos la aceptaron encantados, pues, de ese modo, la contracepción quedaba libre de la sospecha de destruir embriones” -Afirma Gonzalo Herranz, catedrático y asesor de la Unesco y que participará en el Coloquio, en la introducción del vídeo.

Eugenia Guinea y María Martínez Orbegozo, voluntarias de Arguments hacen algunos comentarios sobre el coloquio, como que se hablará del amor citando al papa Francisco: “Yo te diría que lo que se va a trabajar en este coloquio se basa más o menos en 3 cosas que ha recordado el Papa hace poco:
Uno: La familia es un centro de amor, donde a cada uno se le quiere como es…
Dos: Por eso no se descarta a nadie: niños y ancianos son queridos.
Y tres: La familia es una gran riqueza social que aporta la estabilidad y la fecundidad”.

El coloquio de familia y vida es una jornada de reflexión y debate sobre los fundamentos de la vida humana, que quiere dar a conocer iniciativas que promueven y defienden la vida.

La Diócesis de Pamplona y Tudela haciéndose eco del Coloquio por la Vida celebrado en 2012 en Biarritz, organiza este coloquio con vocación de futuro, ya que se dará continuidad a las reflexiones y acciones a favor de la cultura del amor y de la vida.

Cualquier persona interesada en promover la cultura del amor y de la vida está invitada a participar los días 14 y 15 de noviembre en la jornada de oración que habrá en la iglesia de San Nicolás y el sábado en las ponencias y mesas redondas en el Colegio de Médicos.

Entrevista a Jokin de Irala, médico experto en educación sexual y afectiva

By | Aborto, Cultura de la Vida, Discapacidad, Estudios, Eugenesia, Eutanasia, Iniciativas Provida, Investigación, Líderes Provida, Prolife, Provida, Recursos provida, Sufrimiento y enfermedad | No Comments

jokin

Jokin de Irala nació en Donibane Lohitzun (St. Jean de Luz, Lapurdi) el 9 de junio de 1958. Está casado y tiene 5 hijos. Es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra, donde ejerce la docencia. Realizó un Máster de Salud Pública en la Universidad de Dundee (Escocia) en 1987. Obtuvo el grado de Doctor en Medicina en la Universidad de Navarra en 1990 y, en el año 2000, un segundo doctorado en Salud Pública en la Universidad Estadounidense de Massachusetts. En la actualidad trabaja en la docencia e investigación de las asignaturas de Epidemiología General, Reproducción Humana y Medicina Preventiva en la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra. Es un alto conocedor de temas relacionados con la fertilidad, la educación sexual y afectiva de los jóvenes y la orientación familiar, a la que se ha dedicado desde 1983. Además, en la actualidad, es miembro de la Academia Pontificia para la Vida, cuya sede está en Roma.

El doctor de Irala iba a ser uno de los ponentes del Coloquio Familia y Vida, que se celebrará en Pamplona el próximo 14 y 15 de noviembre. Por causas ajenas a su voluntad, no podrá participar en una de las mesas redondas que estaban programadas. Sin embargo, con motivo del Coloquio, el equipo de Cultura de la Vida de Arguments ha querido hablar con él sobre diversas cuestiones relacionadas con la Cultura de la Vida.

1. ¿Qué tareas desempeña un miembro de la Academia Pontificia para la Vida?

La Academia Pontificia para la Vida fundada por el Papa Juan Pablo II en 1994, tiene como objetivo promover el progreso de los estudios y la información y formación sobre los principales temas de la bioética, y del derecho, relativos a la promoción y defensa de la vida. En mi caso participo, como miembro correspondiente y con mi formación en Medicina y Salud Pública, en las sesiones de trabajo y las asambleas generales que elaboran textos que tienen que ver con la defensa de la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

2. En los últimos tiempos, es innegable que el aborto está siendo uno de los temas más polémicos en la opinión pública. ¿Cómo podría la Iglesia explicar mejor que no quiere “condenar” a las mujeres de ninguna forma?

Creo que la Iglesia de manera oficial desde su magisterio ya ha mostrado claramente que se preocupa por la mujer embarazada que se plantea abortar o por la mujer que ha abortado ya y que sufre por haber tomado esa decisión. También se preocupa por los chicos que no se hacen cargo de las consecuencias de su sexualidad. Quienes podemos hacer más por estos jóvenes somos todos los que formamos la Iglesia. Por ejemplo, podemos hacer más intentando explicar mejor la belleza de la sexualidad humana cuando se vive en el contexto del amor estable entre un hombre y una mujer. Intentando acoger mejor a los jóvenes, chicas y chicos, que se encuentran ante la decisión del aborto para que vean realmente que sus vidas pueden salir adelante a la vez que dejan seguir viviendo a los no nacidos. Suelen estar confundidos y asustados. Si no acogemos de verdad a estos jóvenes, poniéndonos en su lugar y entendiendo sus temores, poco podremos hacer para defender la vida del no nacido.

3. Usted es miembro correspondiente de la Academia Pontificia para la Vida, en Roma. ¿Cuáles son los principales retos que la Iglesia católica tiene en la actualidad para mantener su defensa de la vida?

Entendiendo por “Iglesia Católica” a todos nosotros, los que formamos parte de esta Iglesia, pienso que tenemos los retos siguientes: no utilizar nuestra convicciones como armas arrojadizas para juzgar a quien no piense como nosotros; saber querer de verdad a quien intentamos explicar la verdad sobre la defensa de la vida; superar lo que puede haber de sentimiento e ideología en el debate del aborto y para esto hay que entender mejor a quien no piensa como nosotros; ofrecer alternativas factibles al aborto para proteger la maternidad, sobre todo cuando tiene lugar en jóvenes poco preparados para ello.

4. Como profesor universitario, ¿cree tenemos que cambiar nuestro modo de explicarnos al defender la vida? ¿Cuál es la mejor manera de hablar temas como la fecundación in vitro, la eutanasia, etc., cuando se habla con la gente joven? ¿Qué preocupa a los estudiantes, no solo universitarios?

En el ámbito universitario me parece muy interesante poder mantenernos en el discurso científico (tanto antropológico como desde la biomedicina). Todos estos temas se pueden explicar muy bien utilizando un lenguaje científico. Afortunadamente, la ciencia no es opuesta a una verdadera defensa de la vida.

5. La defensa de la vida tiene tiene manifestaciones muy concretas y cada vez más enrevesadas: eutanasia, selección embrionaria, experimentación con embriones… ¿Hace falta ser católico para defender la vida en coherencia con la dignidad humana?

Claramente no. Hay muchos no católicos, incluso no creyentes, que defienden estas cuestiones como nosotros. Como he dicho antes, esto no se riñe con un discurso totalmente científico donde todos podemos encontrar acuerdos comunes.

Entrevista a Mons. Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona

By | 25M, Día Internacional de la Vida, Aborto, Cultura de la Vida, Líderes Provida, Prolife, Provida, Sufrimiento y enfermedad, Testimonios | No Comments

140502_arzobispo_82d7d4f53dCon motivo del Coloquio Familia y Vida que se celebrará el próximo 14 y 15 de noviembre en Pamplona, un miembro del equipo de Cultura de la Vida de Arguments ha podido hablar con Mons. Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona-Tudela, sobre la cultura de la vida y la familia en la sociedad actual.

Mons. Francisco Pérez, que será uno de los ponentes del Coloquio, asegura que “el aborto es la lacra más funesta que hay hoy en la sociedad, es el pecado que va contra el Espíritu Santo que es el Dador de Vida” y por tanto “quien se ponga a favor del aborto no es ni humano, ni cristiano”. También pide a los fieles que no se dejen “embaucar por las ideologías relativistas y de ideología de género que indican, so pretexto de progresismo, que las mujeres tienen derecho a abortar”. A las mujeres que ya han abortado, don Francisco les invita a pedir el perdón de Dios y les asegura que la Iglesia nunca rechaza al pecador.

¿Cuál es la importancia de la defensa de la vida y la familia para la Iglesia Católica?

La Iglesia es aquella que siendo fundada por Jesucristo no puede por menos que vivir y testificar la vida en Cristo y en su Palabra. La Biblia defiende la vida y la familia. Dios ha querido que el ser humano sea su «templo». San Agustín decía que «en lo más íntimo de nosotros Dios reside» porque somos su templo. Por ello la Iglesia siempre defenderá la vida ya desde el mismo momento de la concepción y hasta el momento final de la vida, puesto que somos y estamos en las manos de Dios que es nuestro Creador. Nosotros no somos dueños de la vida, sólo somos administradores y Dios nos pide que la administremos bien. Al final (cuando estemos ante Él) él nos examinará si hemos vivido en el amor y en la justicia. La familia es la que custodia la vida y así se convierte en una comunidad de amor. Es el amor que se entronca en Dios Amor.

Ud. fue consagrado Obispo por San Juan Pablo II en el año 1996, en la Basílica de San Pedro de Roma. Él fue, por así decirlo, «mucho Papa», pero sin duda una de las cosas por las que más se le recordará es por su defensa de la vida humana en todas sus facetas. ¿Qué nos dice un Obispo, como Ud., de la «generación Juan Pablo II» acerca de la defensa de la vida?

Soy un defensor de la vida porque entra de lleno en la vida de la fe, de la esperanza y de la caridad. No podría ser un creyente auténtico si no defendiera la vida. No sería un hombre de esperanza si no apostara por la vida. Y no sería un cristiano auténtico si no amara la vida. Quien se ponga a favor del aborto no es ni humano, ni cristiano por tanto. La vida es tan sagrada como Dios mismo. No es algo al margen de la enseñanza de Jesucristo. El aborto es la lacra más funesta que hay hoy en la sociedad, es el pecado que va contra el Espíritu Santo que es el Dador de Vida.

El aborto es un drama porque se pone fin a una vida humana inocente e indefensa. Pero también es un drama porque afecta y traumatiza a la mujer. La Iglesia hace hincapié en el bebé, pero ¿qué pasa con la madre? ¿Qué dice el Arzobispo de Pamplona y Tudela a las mujeres de su Diócesis que han abortado?

Que se acerquen a pedir perdón. El aborto provocado conscientemente es un pecado muy grave que lleva consigo la excomunión. Para levantar la excomunión (a la mujer y a los que han colaborado) se requiere que se acerquen al Sacramento de la Confesión y pidan sinceramente perdón a Dios. Mis manos han perdonado, en nombre del Señor, a tantas personas que se han acercado. La Iglesia actúa en el nombre del Señor y Él es siempre misericordioso cuando se acerca el penitente con humildad de corazón, manifiesta su pecado, hace propósito de la enmienda y cumple la penitencia. La Iglesia nunca rechaza al pecador, siempre le acoge como Cristo acoge. Basta que se arrepienta de corazón.

¿Qué pide el Arzobispo de Pamplona y Tudela a los católicos de su Diócesis respecto de la vida y la familia?

Que seamos consecuentes con nuestra vida de fe. Que no nos dejemos embaucar por las ideologías relativistas y de ideología de género que indican, so pretexto de progresismo, que las mujeres tienen derecho a abortar y que hay muchas formas de familias. Ruego a los católicos y personas de buena voluntad que seamos fieles a las Enseñanzas de la Iglesia: respetar siempre la vida y que la familia se forma del amor de un hombre y una mujer.

A veces parece que la defensa de la familia y en particular de la vida se ha convertido en España en un tema por el que solo los cristianos se interesan. ¿Esto es sólo patrimonio de los cristianos?

Es patrimonio de la humanidad. Un humanismo que no defienda la vida y la familia, es un falso humanismo. Es tan humano como cristiano defender la vida y la familia. Ser cristiano no contrapone lo humano como nos quieren hacer creer muchas veces. Los humano y cristiano van juntos. Por eso no hemos de acomplejarnos sino manifestar que lo recto es ser verdaderos hijos de Dios. Benedicto XVI decía que «un humanismo sin Dios, es un humanismo inhumano». Por tanto ánimo y que recemos mucho para la humanidad sea cada vez más humana.

Fonendo para auscultar pacientes.

La medicina, el aborto e Hipócrates

By | Aborto, Cultura de la Vida | One Comment

No soy periodista y, aunque me gusta escribir, tampoco soy escritora. Soy estudiante de medicina.

Hay mil cosas que pueden llevar a alguien a querer dedicarse a la medicina. Pero en muchos casos, lo que mueve a ello es un deseo de ayudar a los demás. La persona enferma se vuelve más débil y vulnerable y se confía en las manos del médico con la esperanza de recobrar su salud. El buen médico, empleando sus conocimientos, intentará hacer cuanto esté en sus manos por el beneficio del paciente. Este perfil del médico viene dibujado desde muchos siglos atrás. En la antigua Grecia, Hipócrates, en su famoso juramento decía así: “Aplicaré mis tratamientos para beneficio de los enfermos, según mi capacidad y buen juicio, y me abstendré de hacerles daño o injusticia. A nadie, aunque me lo pidiera, daré un veneno ni a nadie le sugeriré que lo tome. Del mismo modo, nunca proporcionaré a mujer alguna un pesario abortivo”.

Hipócrates, con la técnica del momento, es decir, algo bastante limitado; ya veía razonable defender la vida desde su principio hasta su fin. No sabía nada de microscopios, células o ecografías. Tenía sentido común y eso bastó para que su huella perdurara tantísimos siglos después.

Ahora, con muchos más medios a nuestro alcance, sabemos que desde la fecundación hay vida. No es algo filosófico sino científico. La vida media de un óvulo aislado es de entre 12 y 24 horas y la de un espermatozoide de entre 3 y 5 días. El cigoto, en cambio, tiene aquí en España (si le dejamos) más de 80 años de vida media.

Teniendo en cuenta lo anterior, creo que el problema radica en cuándo se decide uno a valorar esa vida recién formada. Lo que pasa es que ¿quién tiene derecho a decidir si una vida vale o no, antes o después? ¿Qué tipo de superioridad hay que tener? ¿Ser una parte de una mayoría, llegar a un consenso?

Parece que ahora el valor de una vida va en función del tamaño y del ruido que haga la persona en cuestión. En España actualmente, no se puede abortar a un feto de 24 semanas, que ya tiene movimiento propio, latido cardiaco y mide unos 30 cm aproximadamente. Por el contrario, sí que se puede abortar de forma libre un feto de 14 semanas; que resulta tener también movimiento propio y latido cardiaco. ¿Cuál es la diferencia entonces? El tiempo que ha pasado: el feto de 14 semanas es más pequeñín, más inmaduro pero, ¿por eso es menos valioso?

Me pregunto dónde queda el sentido común que irradiaba Hipócrates. Quiero pensar que no ha caído en el olvido. Los médicos seguiremos como guardianes de la vida pero creo que ese papel no nos corresponde solo a nosotros. Ni solo a los gobernantes. Nos corresponde a todos porque somos personas, porque algún día también fuimos un cigoto indefenso con toda la vida por delante.

Hay una frase que dice que “el hermano ayudado por su hermano es tan fuerte como una ciudad amurallada”. Pienso que así es como tiene que ser, todos a una, haciendo crecer a la sociedad, sin dejarse a nadie atrás. Cuando la sociedad sea así, o la hagamos así, ninguna mujer sentirá que se le viene el mundo encima ante un embarazo inesperado. Sabrá que aunque tenga dificultades va a contar con el apoyo de todos, que nadie le va a hablar de lo que se le viene encima sino que oirá por todas partes: ¡Enhorabuena! Ninguna mujer pasará por la gran pena de haber dejado que se apagara la vida que llevaba dentro.

Estoy convencida de que una sociedad así sería más feliz, una sociedad en la que la vida sea una fiesta, en la que no vayamos pisoteándonos unos a otros.

Ayer, cuando me enteré de que se echaba para atrás la reforma de la ley del aborto me sentí decepcionada. #LaVidaEsLoPrimero y parece que los gobernantes no se dan cuenta. Gobernantes que, en teoría, buscan como los médicos el bien, en este caso de todos sus ciudadanos, de todos sin excepción. Sin embargo, estoy convencida de que esto no quedará así. Estoy convencida de que el mundo y las personas tienen mucho más que decir. Estoy convencida de que al final ganarán la vida y el sentido común. Esperemos que llegue muy pronto ese momento.