El padre Mike Schmitz es un vloggero que produce contenidos para Ascension Presents. Con mucho tacto, usa argumentos inteligentes, anécdotas y humor para hablar sobre un tema en cada uno de sus vídeos.

Hemos escogido algunos que creemos que explican muy bien varias preguntas sobre el amor: ¿Encontraré a mi alma gemela? ¿Cómo me hago un profesional en el amor? Una vez que estoy en una relación, ¿cómo prosigo? ¿Y si siento un flechazo por otra persona que no es mi pareja? ¿Cómo hago para amar bien?

Los vídeos están en inglés, pero se pueden activar los subtítulos en inglés para poder entenderlos mejor. Si se te hace difícil este idioma, debajo hemos hecho un breve resumen de cada vídeo.

1. Will I ever find “The One”? (¿Encontraré alguna vez a LA persona?)

¿Existe de verdad solo UNA persona con la que estás destinada/o a estar? ¿Si no encuentras a esa persona tu destino es estar sola/o y triste?

El padre Mike habla sobre un pensamiento muy típico en la mente de las personas: “Tengo que encontrar a esa persona perfecta que me hará absolutamente feliz. Si no la encuentro, no voy a ser infeliz, pero no seré todo lo feliz que podría ser”. ¿Por qué es un problema esto? Porque si estás buscando a la persona ideal, “en el mundo de lo perfecto, ‘bien’ no es lo suficientemente bueno”.

No existe the one, LA persona. Además, buscarlo es un malentendido de lo que es el matrimonio, porque el matrimonio no está para yo ser todo lo más feliz que puedo llegar a ser. El matrimonio es el lugar donde estamos llamados a morir a nosotros mismos por amor al otro, para ambos convertirnos en la mujer y hombres que estamos llamados a ser.

¿Para quién estamos hechos de verdad? ¿Para qué único corazón estamos llamados a pertenecer? ¿Quién es esa persona que a menos que no la conozcas, tu corazón no va a ser feliz y tu vida no va a tener sentido? Jesús.

2. Mastering Love and Relationships (Dominando el amor y las relaciones)

Este video es sencillo, práctico. ¿Cómo hacerte especialista en relaciones de cualquier tipo? Se hizo un experimento con parejas en las que se observaba su presión sanguínea, ritmo cardiaco, y se les pedía que hablen sobre una memoria compartida. Había parejas que aunque hablaban de un recuerdo feliz, su presión sanguínea y ritmo cardiaco estaban altos, y otras parejas que permanecían relajadas.

Seis años después, se volvieron a reunir a esas parejas y se encontró que las parejas que no habían permanecido relajadas se habían separado, o si seguían juntos, peleaban constantemente, mientras que las otras parejas seguían juntos y de maravilla.

Lo que faltaba en las parejas que no estaban relajadas era una cosa que los otros sí tenían: confianza. ¿Cómo ganar confianza en las relaciones? La confianza no se construye en un momento. La confianza se construye o destruye en una serie de pequeños momentos.

Muchas veces pensamos que para que una relación funcione y haya confianza, se necesitan actos grandes de valentía, pero no es tan complicado. Es mucho más simple. Es tan simple como tener una actitud constructiva y positiva. Esto te permite conectar con la persona: si alguien te está contando su día, una actitud constructiva y positiva sería dejar lo que estás haciendo para mirar a la persona a los ojos y escuchar lo que te tiene que decir. Darle tu atención. Detalles de amabilidad del día a día con las personas que nos rodean.

A veces queremos hacer actor heroicos, pero Dios nos llama a hacer los pequeños actos de cada día. Conecta con los que te rodean. Deja que las personas que quieren hacer una conexión contigo la hagan y observa como crece la confianza.

3. Shifting into a New Relationship (Cambiar a una nueva relación)

Muchas veces nos cuesta entender que cuando estás en una relación seria con una persona, no es que te tienes que olvidar de tus amigos, familia, etc…

Pero sí tienes que mostrarle a esa persona que juegan en el mismo equipo, porque eso hace la diferencia. Incrementa la confianza. Tenemos que ser capaces, al casarnos, de deslizar a la persona que ocupaba el puesto #1 en nuestro corazón para dárselo a nuestro esposo/a, incluso si ese puesto lo ocupaba yo.

Tener problemas en una relación no es problema. El problema es cuando cada uno se pone de un equipo y empiezan a debatir un equipo contra el otro. Pero si los dos están en un mismo equipo y se sabe que yo soy su prioridad y él es la mía, hay una base de confianza que hace que no nos ataquemos por una discusión. Al contrario, los dos pertenecemos a un mismo equipo y estamos viendo cómo resolver un problema para alcanzar una meta.

Por eso es importante acostumbrarnos a ver los “problemas” de parejas no como problemas, sino como decisiones que los dos tienen que tomar juntos.

4. Ashley Madison & Crushes on Other People (Ashley Madison y flechazos por otras personas)

Si estás con alguien y de repente sientes un flechazo por otra persona, ¿es una señal del destino que tienes que terminar con tu relación para ir con el amor de tu vida que conociste hace 2 semanas?  Pueden suceder tres cosas: negación, duda, dejarse llevar.

¿Abres más tu corazón a esta persona de lo que lo haces con tu esposo/novio? Si es así, tienes un crush (flechazo). Piensa que si compartes con esa persona las cosas de tu corazón, tus sentimientos, eso te puede llevar a un lugar que no quieres ir. Así que hay que admitirlo: tienes un crush. En vez de decir “tengo un crush, no hay nada que pueda hacer”, di “es solo un crush”, es algo normal, no significada nada.

Sin embargo, tienes que tomar una decisión: alimentar al crush y crecerá, o dejar que se muera. No hay algo en el medio. El matrimonio o una relación seria es mucho más importante. La decisión que tomes, si estás casado, afectará a tus hijos y a los hijos de tus hijos.

El padre Mike cuenta la historia de una mujer dejó su trabajo (y  encontró otro) porque tenían un crush que creyó que podría destruir su matrimonio. Renunció para dejar que muera el crush y así poder amar completamente a su esposo. Cuando se trata de tu familia, tus hijos y los hijos de tus hijos, vale la pena tomar ese tipo de decisiones.

5. El amor es una habilidad

¿El amor es solo un sentimiento? El padre Mike pone ejemplos prácticos para mostrar por qué es necesaria la razón para poder amar. Estamos hechos por amor y para amar. Pero eso no significa que todos sepamos cómo amar. Se suele pensar que el amor es seguir lo que nos dice la pasión, pero en realidad, la pasión es solo una de las tres partes del ser humano. Las otras son la voluntad y la razón.

Si dejamos que nuestro amor sea dirigido solo por nuestras emociones y pasiones, es como el caso de un hombre que ama los aviones, es apasionado a estar en aviones, sentir que está volando, ver documentales de aviones, pero eso no significa que sabe volar. ¿Volarías con él? Aunque sea apasionado, nunca te subirías en un avión con alguien que no tiene las aptitudes necesarias para volar un avión. En ese caso, el hombre no sería libre para volar, sino para estrellarse. Pasa lo mismo en el amor.

Hay que aprender qué es el amor, saber qué amar y cómo amar. El amor es querer lo mejor para la otra persona. Hay alguien en tu vida que tienes la oportunidad de amar. ¿Cómo amarías a esa persona? No siempre sigues tus emociones al querer a las personas de tu alrededor. Y tal vez es más “aburrido” que la pasión, pero a la larga, es mucho mejor.

Leave a Reply