Más repercusión en los medios

Posted by | junio 07, 2011 | Medios, Noticias | 8 Comments

8 Comments

  • Lázaro García dice:

    ¿Porque no hay testimonios de condena a la explotación laboral?, ¿al pecaminoso sistema capitalista que provoca la muerte de millones de personas?…

    • Thomas dice:

      Lázaro, tienes cientos de páginas de condena explícita de la explotación laboral y del sistema capitalista en un montón de documentos de la Iglesia.
      El problema es que hay que leerlos, y resulta más fácil y más cómodo juzgar a los católicos y a la Iglesia por los titulares de los periódicos.

  • Nico dice:

    Acaso tiene la iglesia algo que ver cuando precisamente de parte de lo que se ocupa es de estar al lado de los sin-techo dándoles comida y cobijo? Intentando evitar que se mueran de desnutrición en África? Cocinando, limpiando y dando comida a los pobres en comedores sociales? Recogiendo dinero en las misas para los más desfavorecidos?

  • Eva la Ameba dice:

    ¿Estáis contentos con estar en boca de todos por esos vídeos? Vaya…
    Soy cristiana, católica y practicante. Mis respuestas hubieran sido MUY diferentes.
    Un saludo.

  • Rafael Casas dice:

    También estáis -y bastante bien tratados- en El mundo.es.
    Ánimo.

  • Anabel dice:

    Yo también soy cristiana, católica y practicante, y las respuestas en mi caso también hubiesen sido muy diferentes. Si se me permite expresar mi opinión, tomaré por ejemplo la cuestión de los anticonceptivos en el matrimonio. Elijo esta cuestión porque estoy capacitada para comentarla desde mi experiencia personal y no desde la mera especulación, dado que soy una mujer casada por la Iglesia.
    Paso a comentar los argumentos que se dan (en orden de aparición):

    Argumento nº 1: El método Ogino sólo es efectivo para evitar el embarazo en mujeres con ciclos muy regulares, y aún así tiene una tasa de fallo del 20-25%, porque el cuerpo no es matemático y muchas veces la ovulación puede retrasarse o adelantarse, se puede ovular dos veces en el mismo ciclo… evidentemente, como bien dice la chica, es más barata y con menos efectos secundarios (siempre y cuando no te quedes en estado) que la pídora o los preservativos, pero creo que decidir gastar más o menos dinero en los métodos de prevención no es una cuestión de fe.

    Argumento nº 2: Con este estoy en total desacuerdo. ¿Cómo se puede creer que, después de haber contraido matrimonio con una persona, las relaciones sexuales puedan ser “porque me apetece y ya está” por el mero hecho de usar preservativo? Se supone que si amas lo bastante a alguien como para contraer matrimonio con esa persona, el sexo es por amor, no por una mera satisfacción física. Y tampoco creo que las relaciones sexuales tengan que se exclusivamente con el fin de tener hijos. Primero, porque muchas familias no tienen recursos suficientes para criar a tantos niños. Y, segundo, porque el sexo no es sólo para tener niños, sino para que los esposos se expresen su amor físicamente. Precisamente eso es una de las cosas que nos diferencia de los animales; los animales procrean sin amor, con el único fin de perpetuar la especie, mientras que los seres humanos vamos más allá y usamos el sexo no sólo para procrear, sino para expresar el amor. De ningún modo estoy de acuerdo con que el sexo con preservativo sea igual a “cero compromiso” o a “falta de generosidad”. Si en el matrimonio hay respeto, amor, cariño y confianza por parte de los cónyuges, el sexo es maravilloso y bueno haya o no preservativo de por medio.

    Argumento nº 3: Rechazar tener hijos no tiene nada que ver con la entrega hacia tu pareja. Si económicamente un matrimonio no puede tener más hijos de los que ya tiene porque no puede mantenerlos, o tal vez porque a la mujer por salud no le conviene, renunciar a las relaciones sexuales a causa de ello no es una forma de entrega, sino más bien de lo contrario, de egoísmo y de falta de entrega: “como la unión íntima entre nosotros sólo me sirve para tener hijos, si no puedo tenerlos ya no quiero unirme a ti”. ¿Por qué es “bonito” renunciar a tener relaciones sexuales con tu esposo o tu esposa en un momento determinado aunque ambos lo deseen? A mí lo que me parece bonito es que un matrimonio que se ama se una íntimamente para demostrarse de forma física su amor, del mismo modo que lo hace de forma espiritual.

    En resumen, que en estos argumentos veo un criterio que me parece equivocado, y es el de que el sexo entre los cóyuges sólo tiene sentido cuando su finalidad es la procreación. Yo creo que el sexo entre los cónyuges, además de para procrear, sirve para expresar físicamente el amor, darse placer el uno al otro, y unirse físicamente para sentirse aún más unidos espiritualmente. Lo que es erróneo, en mi opinión, es el sexo sin amor, por el mero placer, en el que lo que se busca es la mera satisfacción física vacía de sentimientos profundos. Eso sí que es desvirtuar el sexo. Pero si se da en un matrimonio que se ama, aunque sea con anticonceptivos, este no es el caso.

    Espero que mis argumentos os parezcan lo bastante razonados. Un saludo. :-)

Leave a Reply

Your email address will not be published.