SOBRE LA PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, confirmó el día 1 de febrero, en su comparecencia en la comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, que el Gobierno estudia que la “píldora del día después” (PDD) vuelva a dispensarse con receta. Como se sabe, la subvención de la PDD fue aprobada en septiembre de 2009 por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, de triste y penosa memoria.

La ministra se mostró preocupada por los efectos de este medicamento en mujeres jóvenes que «todavía están en edad de desarrollo», a quienes «una píldora de estas características puede causarle algunos problemas», sobre todo si se toma con frecuencia y sin ningún control. Mato quiso dejar claro que la decisión no va a estar basada en cuestiones «ideológicas, morales o éticas» porque se trata de «un tema de salud pública».

Para ello, el Ministerio de Ana Mato ha solicitado un informe médico y científico sobre las repercusiones de la píldora del día después en la salud, en el que colaborarán la Organización Médica Colegial (OMC), la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Como la Sociedad Española de Contracepción (SEC) no había sido consultada ha montado en cólera y junto a la Fundación Española de Contracepción (FEC) han hecho pública una nota de prensa que el día 13 de febrero fue acogida favorablemente por bastantes medios de prensa escrita y televisión donde asumían el punto de vista de la SEC. Más detalles aquí.

Según El_País (13-II-2012): “Volver a la venta de la píldora poscoital con receta puede dificultar su acceso a las mujeres. (…) “Limitar su venta impondría barreras a su uso”, reclama Ezequiel Pérez Campo, presidente de la SEC.(…) Para Isabel Serrano, presidenta de la Federación Española de Planificación Familiar, no hay justificación para volver a la venta con receta.”

Parecida es la postura de El_Mundo (13-II-2012): “Tanto la presidenta de la SEC como el presidente de la FEC lamentan que no se haya pedido la colaboración de sus organizaciones para este estudio y han pedido a Sanidad que se base sólo en datos científicos y no contenga sesgos de otra naturaleza. (…) …el presidente de FEC subraya que esta píldora “no es abortiva”, a pesar de contar con un prospecto “obsoleto” en este sentido, que no precisa que este fármaco “no impide la implantación del huevo fecundado”. Tampoco supone, ha precisado, “una bomba hormonal” para el organismo de la mujer, un error que, según dice, ha calado hondo en la sociedad.”

Por su parte, Intereconomia (10-II-2012) aporta otros datos:

*     “La venta libre de la píldora del día después ha disparado su consumo en España. Y esto, sin que los médicos sepan aún qué consecuencias tendrá su ingestión habitual. (…) …la venta libre está disparando los ingresos de los laboratorios farmacéuticos. Estos están detrás del lobby ‘propíldora’ que lleva años presionando por su venta sin receta.”

*     “…los beneficios de las farmacéuticas se han duplicado, hasta llegar a los seis millones de euros al año. (…) …laboratorios como Bayer y Chiesi, están detrás de asociaciones de fomento de anticonceptivos como la Sociedad Española de Contracepción, o el equipo Daphne. Y son las que han presionado para lograr la venta libre de la píldora…”

La dispensación sin receta de la píldora del día después se justificó en su día alegando supuestos argumentos de tipo sanitario. También se dijo que el principal objetivo de la medida era evitar embarazos no deseados entre las chicas menores de edad: pues bien, en la bibliografía publicada sobre este producto se demuestra que cuando se facilita el acceso a la PDD no disminuye esta tasa, y se incrementa su consumo en detrimento de otros anticonceptivos más eficaces y seguros. Lascifras de abortos en España se mantienen por encima de los 100.000 al año: 2008 (115.812), 2009 (111.482), 2010 (113.031). Y al trivializar sobre las consecuencias de la PDD, se ha favorecido su consumo y, según La_Razón, en el año 2010 se vendieron más de 1.000.000 (sí, un millón) de dosis en España.

Como sabemos bien, con mucha frecuencia en los medios se hacen afirmaciones gratuitas en sentido contrario, o al menos con una ambigüedad llamativa y con la misma frescura que si se hablase de tomarse un Termalgín o una Aspirina. Pero conviene saber bien lo que se toma y no hacer caso, sin más, a la propaganda tendenciosa.

Dice el ginecólogo Guillermo_López: “Desde el punto de vista del mecanismo de acción, hay que aclarar que las distintas píldoras del día siguiente tienen una acción fundamentalmente anti-implantatoria, pues impiden la anidación del óvulo fecundado en el endometrio, y por lo tanto, deben ser consideradas como píldoras abortivas precoces. Es corriente el confusionismo terminológico en este punto. Y así podemos ver cómo los titulares de prensa frecuentemente dicen que esta píldora evita la implantación del óvulo en el útero, cuando el óvulo nunca se implanta si previamente no fue fecundado. Y es entonces cuando el embrión, en sus primeras fases de desarrollo, se implanta.”

También José López Guzmán es buen conocedor de la materia: director del Máster en Bioética de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, vicedecano de la Facultad de Enfermería y académico correspondiente de la Real Academia Nacional de Farmacia. En un artículo, que fue reproducido en esta base documental de arguments (cfr.#151), advertía, entre otras cosas, que “estamos ante una auténtica bomba hormonal (…) la usuaria toma, en un solo día, de 6 a 30 veces la cantidad de levonorgestrel que se encuentra en la dosis diaria de un anticonceptivo hormonal oral. Además, no hay que olvidar sus efectos secundarios (nauseas, fatiga, dolor abdominal, vértigo,…)”. Por otra parte, “es un método de intercepción postcoital que tiene por objetivo prevenir la implantación del embrión en el útero, en el caso de que se haya producido la fecundación. (…) Por lo tanto, cuando se recurre a la píldora del día siguiente se asume, voluntaria y deliberadamente, el riesgo de provocar un aborto.” Y respecto a su eficacia, los datos estadísticos señalan que “las adolescentes que utilizaban la píldora del día siguiente no reducían el número de embarazos no planeados, posiblemente como consecuencia de asumir mayores riesgos en sus relaciones sexuales”.

José López Guzmán expone con claridad en el vídeo que reproducimos a continuación qué es la píldora del día siguiente desde un punto de vista científico y ético, y qué supone el libre acceso a ella en las farmacias.

**************

 

Leave a Reply